|13/12/21 09:06 AM

Los ojos: desde la superficie hasta el interior

La oftalmología no es sólo una especialidad que "mira" los ojos, sino que evalúa la función visual en contexto de la persona

Hoy, es el día del médico oftalmólogo en conmemoración de Santa Lucía. El "día de" tal o cual actividad es un pretexto para recordar y saludar a un grupo de personas con una característica distintiva.

Los médicos oftalmólogos se distinguen por ser los profesionales de la salud que se especializan en el cuidado del sentido de la visión. Por eso, la oftalmología no es sólo una especialidad que "mira" los ojos, sino que evalúa la función visual en contexto de la persona.

Hay muchos ejemplos de enfermedades cuyas manifestaciones iniciales se muestran en los ojos. Sólo por nombrar las más comunes, la diabetes, la hipertensión arterial y las dislipemias, pueden expresarse en los ojos.

Hay, incluso, fármacos generales que pueden ocasionar toxicidad y efectos adversos que se detectan en los ojos. Un ejemplo es la cloroquina, fármaco que se mencionó con frecuencia durante el inicio de la pandemia de Covid-19 y que muchos consumieron sin indicación médica.

No se sabe si los ojos muestran el alma, pero sí que pueden exponer el funcionamiento del sistema cardiocirculatorio o evidenciar enfermedades neuro-degenerativas. Una curiosidad es que el Alzheimer presenta un mecanismo fisiopatológico similar, en parte, a la degeneración macular asociada a la edad, que es una patología ocular cuyo principal factor de riesgo es la edad avanzada (tal como ocurre con el Alzheimer).

Por lo tanto, los ojos, ven y muestran, desde su superficie hasta su interior. Desde la frecuencia de parpadeo, hasta la circulación la retina. El auge de la virtualidad y el aumento de horas de exposición frente a las pantallas podrían acarrear un incremento de la miopía en el mundo. Además, crecieron los síntomas relacionados con la sequedad ocular y distintas enfermedades de la superficie ocular.

A través de las lágrimas, los ojos muestran emociones. Y las lágrimas son mucho más que un fluido que hidrata. También nutren y protegen.

Los ojos ven, muestran y también regulan. Por el espectro lumínico de las pantallas, su uso antes de dormir, afectan el reloj interno y alteran el ciclo circadiano. Es decir, juegan un rol en el organismo, más precisamente, en el sistema psico-neuro-inmuno-endocrinológico, cuatro palabras que están presentes cuando el médico oftalmólogo revisa los ojos.

Por otra parte, la tecnología actual acerca cada vez más lo que antes parecía ficción. Aparatología sofisticada para realizar diagnósticos precoces, sistemas láser de alta precisión para corregir problemas visuales y lentes que se colocan dentro del ojo para ver mejor. El "ojo biónico" parece estar más cerca y la visión artificial está conectando la realidad con el presente.

La oftalmología argentina goza de prestigio internacional, profesionales que viajan y se especializan y que reciben visitantes extranjeros de todo el mundo, que viene a aprender técnicas quirúrgicas en el país. El histórico prestigio de las ciencias médicas en la Argentina sigue vigente muy especialmente en la oftalmología actual.

En síntesis, los ojos son más que cámaras. Cumplen múltiples funciones, además de dotar de la capacidad de captar y procesar información lumínica que transmitirán al cerebro, lugar en donde la visión se ocurre realmente. Se sobreentiende que vemos con el cerebro. Por ello, quizás, lo que cuenta la historia acerca de que Santa Lucía siguió viendo luego de que le quitaran ojos, se basa un poco en esto.

Aunque sin entrar en detalles y matices de la historia, de la que se podrán encontrar múltiples versiones, Santa Lucía recuerda la importancia del cuidado de la visión. Por eso, en este día, hay que aprovechar para no olvidar la importancia de realizar una consulta de rutina con el médico oftalmólogo.

 

Por Dr. Germán Bianchi, médico oftalmólogo, jefe de trasplante de córnea, cirugía refractiva y cataratas en Clínica Nano.

 

Las expresiones vertidas en este artículo de opinión corresponden al autor y, de ninguna manera, forman parte de la línea editorial de El Ciudadano.