|13/07/20 01:13 PM

Juan José Cardona, el escultor catalán que dejó huellas en Mendoza

Llegado a nuestra provincia en 1918, el artista desplegó aquí una tarea que debe ser valorada por la magnitud de sus obras

Juan José Cardona fue un escultor catalán que se radicó en Mendoza a principios del siglo XX. De él se puede decir que fue el más prolífico que pisó nuestra provincia, pero paradójicamente pasó casi al olvido.

Retrato de Juan José Cardona.

Cardona dejó a través de su arte uno de los más grandes iconos que tiene la provincia: el ‘Cóndor del Acceso’, sin dejar de lado a los recordados ‘Leones’ que custodiaban el viejo puente que unía a la Ciudad con Guaymallén, recordado popularmente como ‘El puente de los Leones’, además del Ofrendatorio y Plaquetario del Cerro de la Gloria.

Las esculturas ubiciadas inicialmente en el llamado 'Puente de los leones', que separaba Guaymallén de la Capital mendocina.

Este polifacético personaje tuvo como íntimo amigo al genial pintor Benito Quinquela Martín, de quien fue su anfitrión en varias ocasiones cuando éste visitó Mendoza. También, entre sus más allegados estuvieron Fidel Roig Matóns, Ramos Correas y Vicente Lahir Estrella.

 

Una vida de mazo y cincel

Juan José Cardona Morera nació en Barcelona, España, en 1894. En su adolescencia ingresó a la Escuela de Artes y Oficios de la capital catalana, conocida como La Lonja, en la que se formaron los grandes escultores y pintores del mundo. Con el título de escultor en la mano, partió hacia Sudamérica y eligió a nuestro país para establecerse definitivamente.

Su llegada a la Argentina se produjo en 1910 y se instaló en Buenos Aires, donde residía su tío Juan Cardona Furro, un prolífero escultor.

En aquel tiempo, el artista español se encargó de realizar varias esculturas en el Cementerio de la Recoleta, destacándose las de Marco Avellaneda y Juan Bautista Alberdi.

Su arte también se manifestó en el hall de entrada de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con un busto de Domingo Sarmiento realizado en bronce. En la provincia de San Luis ejecutó el monumento ecuestre al general Juan Esteban Pedernera, que fue inaugurado en 1915.

De regreso a Buenos Aires formó parte de la Asociación de Artistas Plásticos y Literarios Porteños junto al renombrado Quinquela Martín y también Lahir Estrella, quien le propuso venir a Mendoza.

 

Delicias de un catalán

En 1918, Cardona llegó a la ‘tierra del sol y del buen vino’, y al poco tiempo de establecerse participó en la primera Exposición de Bellas Artes junto a pintores de la talla de Fidel De Lucía, Bravo y Subirats.

Dos años después de su llegada a esta ciudad, se desempeñó como vicepresidente de la Escuela de Dibujo y Pintura que tuvo lugar en los salones del Centro Catalán, y en 1928 participó del primer centro artístico y social, llamado CAYS, como miembro fundador junto a Fidel Roig Matóns y De Lucía.

Esta institución se dedicó durante varios años a la difusión de la cultura artística y social de nuestra provincia.

En 1933 fue cofundador de la Academia Provincial de Bellas Artes, la que quedó oficializada un año más tarde. En esta academia, cuya sede se encontraba en el edificio del actual Ente Autárquico de Turismo Mendoza, Cardona fue profesor de Escultura.

En los 40 el escultor se desempeñó como director de obras de la Municipalidad de la Ciudad y también trabajó junto al arquitecto Daniel Ramos Correas en la remodelación del Parque General San Martín, realizando varias maquetas.

El escultor (de pie) junto a su amigo, el arquitecto Daniel Ramos Correa (sentado), en el Cerro de la Gloria.

Este sobresaliente artista continuó su ferviente labor hasta su muerte, acaecida el 10 de abril de 1969 a los 75 años.

 

Obra de alto vuelo 

La historia de ‘El Cóndor del Acceso’ tiene algunos interesantes detalles.

Por mucho tiempo se pensó que el escultor Cardona había construido esta obra como parte del proyecto del entonces gobernador Ricardo Videla, quien a principios de los 30 concentró sus energías en señalizar el camino sanmartiniano –hoy Ruta Internacional 7– por donde marchó y acampó el general Juan Gregorio de Las Heras durante el cruce de los Andes.

Querían poner en valor a Canota, Picheuta y Punta de Vacas, entre otros sitios históricos, pero la crisis económica de 1934 echó por tierra aquella gran iniciativa. 

A fines de ese año, se construyó solo el basamento de piedra del monumento a Canota, hito que en su concepción original estaría coronado por dos cóndores de bronce en los dos extremos del mismo.

Ambas figuras nunca fueron fundidas, ya que el gobierno provincial no contó con los fondos.

Cardona había fundido uno de esos cóndores para el proyecto sanmartiniano de 1932, pero nunca se puso en el pedestal del monumento de Canota y fue guardado en la Dirección de Vialidad, hasta que se recuperó en 1957 y se ubicó luego en la Avenida de Acceso.

'El Cóndor del Acceso Este', un ícono mendocino creado por el artista plástico catalán.

El primer emplazamiento del conjunto escultórico fue a 200 metros al Oeste del actual, y en 1977 ocupó el lugar actual al inaugurarse el nudo de enlace con el Acceso Sur, ya que entorpecía la nueva obra vial de aquel momento.