|07/12/20 08:13 AM

A 50 años de la mítica pelea entre Bonavena y Muhammad Alí

El argentino nacido en Boedo enfrentó al norteamericano, entonces excampeón del mundo, en un combate que hizo recordar al que mantuvieron Luis Ángel Firpo y Jack Dempsey

Un día como hoy, 50 años atrás, dos grandes del boxeo mundial de aquel momento se encontraron en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, en el legendario Madison Square Garden. Uno de ellos era el excampeón mundial de los pesados Muhammad Alí, mientras que su retador era un muchacho argentino nacido en Boedo pero criado en Parque Patricios. Con aire de canchero y fanfarrón, se llamaba Oscar Natalio Bonavena, más conocido como Ringo.

La pelea tuvo repercusiones muy similares a la producida en 1923 entre el argentino Luis Ángel Firpo y el estadounidense Jack Dempsey.

En Mendoza, en tanto, fue la primera vez que se transmitió un evento deportivo en vivo y en directo vía satélite.

A fines de noviembre de ese año, Ringo viajó a Estados Unidos junto a su entrenador, el médico y un preparador físico para establecerse en Nueva York.

 

 

Recordemos que su contrincante Muhammad Alí hacía poco tiempo que se lo había habilitado para boxear, luego de tres años de suspensión por negarse a ir a la guerra de Vietnam.

En este evento no se disputaba ningún título de los pesados –por aquel entonces el título mundial estaba en mano de Joe Fraizer- pero sí tuvo gran expectativa para ambos boxeadores, a quienes se le abría la chance de pelear con el campeón mundial.

 

Ringo “ganó” por nocaut

La llegada de Bonavena, quien había disputado algunas peleas anteriormente en el país del Norte, cayó muy bien en la prensa estadounidense, pues se lo veía con algunas posibilidades de ganarle al excampeón mundial de los pesados.

Días antes del combate, Muhammad Alí –que tenía por costumbre ridiculizar a sus adversarios subestimándolos o insultándolos– se encontró con el argentino quien lo sorprendió con sus dichos. Comenzó allí otra peleaen un duelo verbal.

Lo primero que le dijo Ringo fue: “¿Cómo estás, canguro negro? Esto sorprendió a los presentes reunidos en un sector del Madison, y con el correr de los días, Bonavena siguió con los atropellos contra Alí. “¡Nocaut para Clay! “, repetía en cada ocasión que se le presentaba.

En el examen médico, el excampeón se sentó al lado de Bonavena y este se apretó la nariz con la mano izquierda, mientras con la derecha le indicaba a Alí que se le alejara porque "olía mal".

Alí y Bonavena en la previa.

Luego Ringo le preguntó en inglés si estaba nervioso, y agregó que se quedara tranquilo. Muhammad le contestó que estaba tranquilo, pero enojado. Entonces Bonavena lanzó una carcajada porque la palabra es similar a “hambriento" y le dijo en castellano: "¿Y por qué no te vas a comer, pibe...?" haciéndole el gesto de echarse algo en la boca.

Como respuesta Alí se rió y entonces el argentino lo felicitó por dejar de estar nervioso. Pero después le preguntó si era Cassius Clay, quien se había cambiado el nombre por Muhammad Alí al abrazar la religión musulmana, y le contestó: "Sí, yo soy Cassius Clay, el más grande de todos...".

"¡Ah, sí! Te he visto por la esquina de Broadway y la calle 42 (donde en aquel entonces paraban gays, prostitutas y travestis), lo pinchó Bonavena, y Alí replicó: "Por hablar mucho te voy a noquear en el noveno round. ¡Quiero que todos lo oigan bien!

A lo que Ringo respondió: "¿De dónde sacaste que vas a llegar al noveno round? La pelea se va a terminar en el séptimo. A mí me gusta el siete". Luego, Bonavena le preguntó por qué no había ido a pelear a Vietnam y le dijo que era una gallina, lo que enfureció al estadounidense.

Tal vez, fue la pelea verbal más divertida que tuvo la historia del box y en ella Ringo le había ganado a Alí.

 

Bonavena, un titán en el ring

En la noche del lunes 7 de diciembre, Muhammad Alí y Oscar Bonavena subieron al ring para dar un espectáculo vibrante en un estadio repleto de espectadores.

En los primeros rounds la guapeza argentina se impuso y el combate por momentos fue durísimo. Aunque Bonavena colocó varios golpes que hicieron tambalear al excampeón mundial de los pesados, la gran técnica y potencia de este hizo que en el 15 round Ringo fuera a la lona en varias oportunidades y perdiera por nocaut técnico.

Finalizada la pelea, los boxeadores intercambiaron palabras de admiración, y Alí le dijo en inglés a Ringo: “Fuiste el rival más difícil que tuve”.