Supercopa Argentina: ¿Quién tiene más para perder: River o Boca?
imagen

27.63

28.80

17/06/2018 - 21 Hs.

imagen

DOLAR COMPRA: $27.63 | VENTA: $28.80 17/06/2018 - 21 Hs.

Cargando...

Supercopa Argentina: ¿Quién tiene más para perder: River o Boca?

Por Lucas Gatti Corresponsal - Diario El Ciudadano

Después de un duro golpe sufrido el lunes pasado frente a Argentinos Juniors en el barrio porteño de La Paternal con un mix de titulares y suplentes, el técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, tiene pensado poner lo mejor que tiene para recibir el sábado a Tigre en La Bombonera, sabiendo que luego le quedarán cuatro días de descanso para la final de la Supercopa Argentina en Mendoza, el partido más hablado e histórico del futbol local.

El Mellizo está obligado a elegir lo que mejor tenga a su alcance sin guardarse nada para disputar el choque ante el conjunto de Victoria. Luego, repetir el mismo equipo frente a River en el Estadio Islas Malvinas.

El cachetazo recibido en la última fecha hizo mella y deberá tomarlo como escarmiento para aprender a no subestimar al rival de turno, aunque la distancia con el perseguidor inmediato, Talleres, sea abultada.

Boca no deberá llegar al choque con River con el ánimo por el piso. Para eso, el entrenador deberá poner en el campo de juego de La Bombonera el mismo 11 que venia siendo titular para que vuelva a tomar confianza y se contagie con la misma energía positiva para disputar 96 horas después el Superclásico.

¿Cuál debería ser el equipo de Guillermo Barros Schelotto para probar ante Tigre?

En el arco, Agustín Rossi mantendrá su lugar. En la defensa, en caso de que Paolo Goltz y Lisandro Magallan se encuentren bien físicamente, volverán a recuperar sus puestos en la zaga central.

En los laterales, Leonardo Jara y Frank Fabra irán de entrada. En el mediocampo, Wilmar Barrios recuperará su lugar como volante de marca, acompañados por Nahitan Nandez y sumaria minutos de entrada Pablo Pérez.

Adelante, Cristian Pavon y Edwin Cardona no deberían descansar, ya que el encuentro ante Tigre es importante para recuperar confianza y aceitar las dudas de cara a la Supercopa. Carlos Tevez, si está recuperado de la molestia en su hombro izquierdo, iría de titular.

En caso de que Boca le ganará a Tigre llegaría con un espaldarazo para afrontar la Supercopa con confianza y manteniendo la distancia con el segundo en el torneo. Ya habrá tiempo y partidos luego de River para rotar jugadores.

Por el lado del Millonario, Marcelo Gallardo también analiza ir con lo mejor a Paraná para visitar el sábado por la noche a Patronato.

El conjunto de Núñez viene de capa caída, sumergido en una profunda crisis en la cual podrá salir a flote ganándole a Boca. Para eso, Gallardo tiene que utilizar el choque en Entre Ríos para probar el equipo que afrontara cuatro días después el Superclásico. No debe guardarse nada ante Patronato. Deberá ser inteligente y no dejar nada librado al azar.

¿Con qué equipo Gallardo iría a Paraná para pensar luego en Boca?

En el arco, Franco Armani mantendría la titularidad para jugar en Paraná. Camilo Mayada sería el lateral por derecha, Milton Casco por izquierda. La zaga central estaría compuesta por Jonatan Maidana y Javier Pinola, la experiencia antes que la juventud.

En el mediocampo. Leonardo Ponzio como volante tapón. A su lado, volveria Enzo Perez, de bajo rendimiento, pero aprovecharía el choque ante Patronato para levantar el nivel. Por derecha, Juan Fernando Quintero y por izquierda, Gonzalo Martínez.

Adelante, Rodrigo Mora le ganaría la pulseada a Ignacio Scocco y Lucas Pratto sería el delantero de área.

Indudablemente, River arrastra un presente completamente diferente al de Boca. La final en Mendoza será una bisagra para Gallardo y compañía. Si pierde tocará fondo y se profundizará aún más la crisis futbolística. Si gana, será una caricia al alma. Un antes y un después que le permitirá recuperar confianza y tener un envión anímico para competir en lo que resta de la Copa Libertadores.

¿Qué equipo tiene más para perder: River o Boca?

La mayor consecuencia de una derrota para Boca seria quedar como el perdedor de partidos cruciales ante River en la era moderna. Ya lo eliminó en la Copa Libertadores 2015 y en la Sudamericana 2016. Para el conjunto Xeneize sería un daño colateral muy duro. Lo mostraría cono un equipo blando que no da la talla en partidos definitorios. Además, quedaría tambaleando para lo que resta del año. Pero con el aliciente de que en mayo se adjudicaría la Superliga.

En cuanto a River, no ganar lo hundiría más en la crisis por la que atraviesa desde su eliminación en las semifinales de la Libertadores 2017 frente a Lanús. Además, tiene objetivos muy lejanos como son la final de la Copa Libertadores a fines de noviembre y la Copa Argentina. Lejos está de adjudicarse la Superliga y quedar entre los cincos primeros para clasificar a la Libertadores 2019. No ganar la Supercopa para el Millonario seria hacer tambalear la continuidad de Marcelo Gallardo como técnico. Y fortalecería a su histórico rival que ganaría dos títulos en igual cantidad de meses y con un envión importante para continuar en la Libertadores.

Tanto Boca como River deberán tomar a Tigre y Patronato como pruebas para llegar bien a la final en Mendoza, sin guardarse nada y sabiendo que el miércoles que viene hay mucho en juego.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Supercopa Argentina: ¿Quién tiene más para perder: River o Boca?

Después de un duro golpe sufrido el lunes pasado frente a Argentinos Juniors en el barrio porteño de La Paternal con un mix de titulares y suplentes, el técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, tiene pensado poner lo mejor que tiene para recibir el sábado a Tigre en La Bombonera, sabiendo que luego le quedarán cuatro días de descanso para la final de la Supercopa Argentina en Mendoza, el partido más hablado e histórico del futbol local.

El Mellizo está obligado a elegir lo que mejor tenga a su alcance sin guardarse nada para disputar el choque ante el conjunto de Victoria. Luego, repetir el mismo equipo frente a River en el Estadio Islas Malvinas.

El cachetazo recibido en la última fecha hizo mella y deberá tomarlo como escarmiento para aprender a no subestimar al rival de turno, aunque la distancia con el perseguidor inmediato, Talleres, sea abultada.

Boca no deberá llegar al choque con River con el ánimo por el piso. Para eso, el entrenador deberá poner en el campo de juego de La Bombonera el mismo 11 que venia siendo titular para que vuelva a tomar confianza y se contagie con la misma energía positiva para disputar 96 horas después el Superclásico.

¿Cuál debería ser el equipo de Guillermo Barros Schelotto para probar ante Tigre?

En el arco, Agustín Rossi mantendrá su lugar. En la defensa, en caso de que Paolo Goltz y Lisandro Magallan se encuentren bien físicamente, volverán a recuperar sus puestos en la zaga central.

En los laterales, Leonardo Jara y Frank Fabra irán de entrada. En el mediocampo, Wilmar Barrios recuperará su lugar como volante de marca, acompañados por Nahitan Nandez y sumaria minutos de entrada Pablo Pérez.

Adelante, Cristian Pavon y Edwin Cardona no deberían descansar, ya que el encuentro ante Tigre es importante para recuperar confianza y aceitar las dudas de cara a la Supercopa. Carlos Tevez, si está recuperado de la molestia en su hombro izquierdo, iría de titular.

En caso de que Boca le ganará a Tigre llegaría con un espaldarazo para afrontar la Supercopa con confianza y manteniendo la distancia con el segundo en el torneo. Ya habrá tiempo y partidos luego de River para rotar jugadores.

Por el lado del Millonario, Marcelo Gallardo también analiza ir con lo mejor a Paraná para visitar el sábado por la noche a Patronato.

El conjunto de Núñez viene de capa caída, sumergido en una profunda crisis en la cual podrá salir a flote ganándole a Boca. Para eso, Gallardo tiene que utilizar el choque en Entre Ríos para probar el equipo que afrontara cuatro días después el Superclásico. No debe guardarse nada ante Patronato. Deberá ser inteligente y no dejar nada librado al azar.

¿Con qué equipo Gallardo iría a Paraná para pensar luego en Boca?

En el arco, Franco Armani mantendría la titularidad para jugar en Paraná. Camilo Mayada sería el lateral por derecha, Milton Casco por izquierda. La zaga central estaría compuesta por Jonatan Maidana y Javier Pinola, la experiencia antes que la juventud.

En el mediocampo. Leonardo Ponzio como volante tapón. A su lado, volveria Enzo Perez, de bajo rendimiento, pero aprovecharía el choque ante Patronato para levantar el nivel. Por derecha, Juan Fernando Quintero y por izquierda, Gonzalo Martínez.

Adelante, Rodrigo Mora le ganaría la pulseada a Ignacio Scocco y Lucas Pratto sería el delantero de área.

Indudablemente, River arrastra un presente completamente diferente al de Boca. La final en Mendoza será una bisagra para Gallardo y compañía. Si pierde tocará fondo y se profundizará aún más la crisis futbolística. Si gana, será una caricia al alma. Un antes y un después que le permitirá recuperar confianza y tener un envión anímico para competir en lo que resta de la Copa Libertadores.

¿Qué equipo tiene más para perder: River o Boca?

La mayor consecuencia de una derrota para Boca seria quedar como el perdedor de partidos cruciales ante River en la era moderna. Ya lo eliminó en la Copa Libertadores 2015 y en la Sudamericana 2016. Para el conjunto Xeneize sería un daño colateral muy duro. Lo mostraría cono un equipo blando que no da la talla en partidos definitorios. Además, quedaría tambaleando para lo que resta del año. Pero con el aliciente de que en mayo se adjudicaría la Superliga.

En cuanto a River, no ganar lo hundiría más en la crisis por la que atraviesa desde su eliminación en las semifinales de la Libertadores 2017 frente a Lanús. Además, tiene objetivos muy lejanos como son la final de la Copa Libertadores a fines de noviembre y la Copa Argentina. Lejos está de adjudicarse la Superliga y quedar entre los cincos primeros para clasificar a la Libertadores 2019. No ganar la Supercopa para el Millonario seria hacer tambalear la continuidad de Marcelo Gallardo como técnico. Y fortalecería a su histórico rival que ganaría dos títulos en igual cantidad de meses y con un envión importante para continuar en la Libertadores.

Tanto Boca como River deberán tomar a Tigre y Patronato como pruebas para llegar bien a la final en Mendoza, sin guardarse nada y sabiendo que el miércoles que viene hay mucho en juego.

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login