Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|13/02/20 09:58 AM

Sofía, reina de Guaymallén: "La Vendimia es tradición, es parte de nuestra cultura"

La candidata representó al distrito Dorrego en 'Vendimia de la voz latinoamericana', fiesta departamental que rindió homenaje a Mercedes Sosa

Sofía Marina Grangetto tiene 19 años, una hermana de 21 y vive con sus padres y su abuela. 

La ahora soberana de Guaymallén se convirtió en maestro mayor de obras por dos razones: la admiración por una vecina arquitecta, a quien veía llegar a su casa cada día con un montón de herramientas en su camioneta, y la posibilidad de egresar de la secundaria con un oficio que le permitiera empezar a trabajar para pagar sus estudios universitarios relacionados a las obras, la tierra y, por supuesto, las herramientas de trabajo.

Soñaba con tener mi vehículo cargado de herramientas: hormigonera, palas, etcétera,  y poder desempeñarme en ese ámbito”, confiesa. 

Después de egresar, una pasantía con su padrino le permitió no sólo aplicar algunas de las cosas que aprendió en el colegio, sino también aprender cosas nuevas. 

Un recuerdo de la infancia la lleva directamente a alguna de las picardías que junto a su hermana mayor hacían de chicas, como mandarle un delivery a casa de su abuela, que la abuela las descubriera y que nunca les dijera nada… 

Sofi ha trabajado como modelo y promotora, y su última experiencia laboral fue en un local en el que tenía más responsabilidades, hasta que se cumplió su contrato y cambió la atención al público por la Vendimia. 

Redes sociales reales 

“Con las redes me llevo bien. Uso más Instagram que Facebook, pero tengo las dos. Considero que son una herramienta muy buena para trabajar y que una persona haciendo un buen uso de ellas puede llegar a muchas personas y lugares”, explica la reina, a quien una de las cosas que no le gustan de las redes es la mentira. “No me gusta la mentira en la vida, tampoco en las redes; en las redes se miente y se critica mucho, por eso tenemos que aprender a hacer un buen uso de lo que puede ser una herramienta de trabajo”, considera, y cuenta que su última publicación en redes fue una foto tomada por Martín Orozco ya como reina de Guaymallén 2020. 

Arte

Bailé cuatro años folclore, y mi hermana y mi mamá también bailan”, comenta Sofía, pero reconoce que se lleva mejor con el deporte que con las actividades artísticas. “Me dedico al running, a entrenar y correr media maratón… También me gusta la danza, pero no soy buena con ningún instrumento musical, así que en mi tiempo libre me inclino por el deporte”, cuenta la soberana guaymallina.

Reina Sofía 

La soberana de Guaymallén representó al distrito Dorrego y fue electa en Vendimia de la voz latinoamericana, una fiesta en la que le rindió homenaje a Mercedes Sosa. “La puesta en escena me encantó; participaron más de 150 artistas y fue algo fuera de lo común, donde se disfrutó de fusión de folclore y música contemporánea”, explicó.

La proclamación como reina la emocionó hasta las lágrimas: “No paraba de llorar, estaba con las emociones a flor de piel”, dice, y cuenta que alguna vez bailó en el Festival del Camote y allí surgieron las ganas de vivir la Vendimia, pero “desde adentro”. 

El apoyo de su familia fue muy importante cuando se vio invadida por el miedo. De todas formas, “cuando me preguntan qué pasaría si gano la corona nacional, yo les digo que ya gané mi departamento, que soy feliz con lo que estoy viviendo y que me siento muy orgullosa de esta responsabilidad”, expresa. 

Y asegura que no le gusta “caretear” nada y que se muestra tal cual es. Aspira a poder aportar desde lo que sabe a la gente de su departamento y ser recordada como una reina que es auténtica. 

La mujer

Sofía no duda cuando se le pregunta por una mujer que admira: “Mi mamá es mi pilar, la persona que todo lo ve bien aunque esté pasando el peor momento de su vida. Por eso admiro mucho su forma de ver las cosas y a veces intento copiarle esa forma de mirar, pero no me sale”. 

La reina, reconoce que si bien “a las mujeres les faltan muchos derechos por conquistar aún”, siente que “están mucho más seguras de sí mismas” y las ve “liderando sus decisiones”.

Sofía no considera que la Vendimia cosifique a la mujer, y considera que “la Vendimia es tradición, es parte de nuestra cultura, las que cosifican son las personas”. También dice que no cree en los roles establecidos y diferenciados entre hombres y mujeres, mucho menos luego de haber cursado la secundaria en un colegio donde las chicas eran minoría. 

La mujer está mucho mejor posicionada que años atrás, toma sus decisiones y para las que no tienen las mismas posibilidades, siempre hay ayuda, no estamos solas”, reflexiona.

La sociedad 

Sofi reconoce que algunas de sus principales preocupaciones están relacionadas a la falta de empleo y a la violencia que ve a diario a su alrededor. En ese sentido, habla desde su propia experiencia de joven que con su título técnico bajo el brazo salió a buscar trabajo. “Salí de la secundaria y quería trabajar para poder continuar mis estudios, pero en cada lugar que iba me pedían experiencia laboral. ¿Cómo vamos a tener nuestra experiencia si no nos dan la posibilidad de hacerla?”, se pregunta en nombre de los jóvenes que vivieron o sintieron lo mismo. 

En cuanto a la participación de las reinas en temas que crean controversia dentro de la sociedad, tal como sucedió con la ley 7.722 en defensa del agua, reconoce que cada reina tiene derecho a tener una opinión formada, pero que “no es bueno que la reina se posicione de un lado o de otro, ya que representa a un municipio, a un pueblo y lo que necesitamos es paz social, no entrar en conflicto todo el tiempo”. 

Como resumen, la joven también cuenta que sueña con “aportar a los problemas edilicios que tengan en su departamento las organizaciones o quienes viven en zonas más precarias”.

Pregunta directa

—¿Alguna vez fuiste víctima de discriminación?

Sí, me discriminaron por ser alta, rubia… la “rubia hueca”. Pero más allá de que me afectaba muchísimo, siempre me lo tomé con soda, y a medida que pasó el tiempo me di cuenta de que no puedo ni complacer ni gustarle a todo el mundo. La lectura me ayudó mucho a abrir la cabeza y a entender eso.

  • Locación: bodega Tandem
  • Dirección periodística: Lourdes Di Silvestri
  • Producción general: Lourdes Oliva
  • Fotografía: Delfo Rodríguez
  • Maquillaje: Amelie
  • Peluquería: Pascual Porco