Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|27/01/20 09:01 AM

Preocupación en las industrias basadas en el conocimiento

Incertidumbre en el sector de las TICs por la indefinición de las políticas destinadas a un rubro que en el país ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años

Las industrias basadas en el conocimiento han experimentado un auge importante en los últimos años, y la prueba más palpable de ello se tiene cuando se recorre el parque TIC de Godoy Cruz, donde pocos años bastaron para generar un ecosistema empresario que ya cuenta con más de 20 emprendimientos y planes de expansión que duplicarían la actual superficie.

Pero ciertas indefiniciones y la voracidad fiscal de un gobierno que necesita recaudar de donde se pueda, han puesto incertidumbre en los actores de este escenario. Lo resumió con precisión el presidente del polo, Fabricio Cuaranta, afirmando por CNN Radio Mendoza: “En esta instancia creo que la realidad supera a la ficción en Argentina, y también es cierto que estamos viviendo años muy turbulentos en términos fiscales y políticos, entonces todas estas decisiones que por ahí uno no esperaba son de esperarse, más teniendo en cuenta de la época del año en la que estamos y las circunstancias institucionales que nos encontramos. Acá lejos de querer encontrar algunos responsables –todos lo somos como argentinos- y es momento de hacerse cargo de algunas decisiones. Tenemos que poner todos un granito de arena como para poder entender y colaborar para salir de esta situación”.

Fabricio Cuaranta, presidente del Parque TIC.

Puntualmente, sobre las decisiones, recalcó que “no son medidas que se toman para ir en contra de una industria o de una economía determinada, son medidas económicas que tienen aspectos colaterales. Tomar postura en estos días posteriores a la resolución ministerial, la resolución 30 del 2020 que tomó Matías Kulfas, no hace más que alivianar y tratar de poner paños fríos a una falencia que se descubre con la ley de emergencia económica de principios de año, que no es la responsable de esto, sino que es una medida que, al no haber terminado de cumplimentar el decreto reglamentario de la ley del conocimiento, la 27.506, que tenía como objetivo reemplazar a la ley del software, entonces cuando se cae en una situación de inestabilidad, avanzan sobre esto para tapar algunos agujeros, se dan cuenta que cuando tocan el mínimo no imponible –que la ley del conocimiento establecía en 17 mil pesos, lo bajan a 7 mil-, y ahí mata a la ley del conocimiento, una ley que fue un logro del estado argentino que salió casi por unanimidad, y la vimos con muy buenos ojos”.

Cuaranta destacó que la ley “amplió la base, porque si le fue bien al software, luego con la incorporación de la robótica, la nanotecnología, el desarrollo de satélites, y con esa misma exención de cargas fiscales proyectada a 15 años, estaría aportándole a la economía argentina una diversificación importante”.

En rigor, se aclara que lo que falló fue la reglamentación de la ley, que vencía el 20 de enero, entonces lo que se hizo es suspender las postulaciones para acogerse a los beneficios, y como hablamos de temas tributarios, se destaca que están elaborando un borrador para que el Congreso en extraordinarias modifique la Ley del Conocimiento y la ponga a la altura de la Ley de Emergencia Económica. “Esa es la situación en términos políticos e institucionales, pero si se quiere ver la realidad económica de la provincia, la región y las otras provincias, no sería uno de los problemas de que acusan al Parque Tic, lo que más nos afecta tiene que ver con el tipo de cambio”.

El problema de fondo

El presidente del polo destacó: “La economía del conocimiento tiene cero por ciento de desempleo. Además, del cien por ciento de lo que se produce se exporta el 80%, que todo lo que se cobra se cobra en dólares a precio oficial. Pero en el caso de los productos que se elaboran, los insumos se pagan en dólares con el 30%, entonces las pymes, porque la mayoría de las que integran nuestro parque local son pymes, tienen ese problema, y no tanto el de postularse para eximirse de las cargas sociales”. Ese problema sí afecta mayormente a empresas como Mercado Libre, Globant, Despegar, que tienen miles de empleados y donde el rubro marca una gran diferencia.

Otra consulta obligatoria en este contexto es saber si se frenaron las inversiones que se esperan en el sector, a lo que el funcionario respondió que “es muy pronto, y sería irresponsable de mi parte decir cuál es la situación real, en el mes de enero y a días de haberse aprobado las normativas que estamos hablando. La realidad es que es un sector que ha acumulado un progreso sostenido durante los últimos cuatro o cinco años, hemos hablado que esto se cristaliza con la presencia del parque, la necesidad de ampliar el parque al doble de las hectáreas que tiene hoy significa que sigue siendo un sector pujante y con mucho potencial”. 

Además, resalta que “con las varas que se mide a los distintos sectores de la economía no se puede medir a este sector”. En este rubro el trabajo tiene otras configuraciones, hay muchos que lo hacen de manera free lance, hay mucha gente trabajando para empresas del exterior y se puede trabajar en forma remota. “Yo no estimo por el precio hora hombre, por las proyecciones, que las empresas nacionales se vayan del país, son sacudones pero que hacen tambalear un escenario que no nos tenía acostumbrados a ellos”, explicitó.

Finalmente, sobre cuándo se tendrán certezas acerca de las definitivas reglas de juego, señaló: “Creo que todo va a estar así hasta la renegociación de la deuda, y de ahí se verá la viabilidad de las leyes que se vayan a sancionar. Toda la economía está atada a esa situación”.