Villa Gesell, Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|23/01/20 07:21 AM

Clausuraron el boliche Le Brique, a cinco días de la muerte de Fernando Báez Sosa

La municipalidad de Villa Gesell prohibió el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública

Por Redacción

El municipio de Villa Gesell clausuró en la madrugada de este jueves Le Brique, cinco días después del crimen de Fernando Báez, quien fue asesinado por diez rugbiers a la salida de ese boliche bailable.

La clausura de Le Brique se produjo en el mismo momento en el que se realizaba una protesta de vecinos frente al boliche, situación que provocó que fuera transmitido en vivo y en directo por usuarios de todas las redes sociales, sin presencia en vivo de medios de comunicación tradicionales.

Horas antes de esa decisión, el mismo municipio emitió una resolución mediante la cual prohíbe y sanciona el consumo de alcohol en vía pública, una medida que está se emparenta con normas ya vigentes y aplicadas desde hace algunas semanas en Mar del Plata, con restricciones absolutas para ingresar con bebidas alcohólicas a sectores de playa y otros espacios de acceso público.

Con la firma del intendente Guillermo Barrera, su jefe de Gabinete, Cristian Angelini y el secretario de Seguridad, Mauricio Andersen, el decreto municipal prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en "la vía pública, playas, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos u otros sitios de igual naturaleza".

Así se intenta poner freno a la presencia del alcohol en playa, en gran medida a partir de los grupos de jóvenes que llegan a la costa con sus heladeras cargadas con botellas, latas y también jugos y gaseosas, que usan para combinar y preparar tragos.

Un policía le coloca la faja de clausura.

Barrera también reconoció que nota que los jóvenes que andan por aquí "están un poco abusando y estamos tratando de controlarlo tomando medidas en la playa y en las discotecas".

Dijo en una entrevista que ese control no depende solo de policía y municipio, sino que como trasfondo "hay una cuestión cultural de educación y concientización".

La prohibición al expendio de bebidas alcohólicas mediante máquinas expendedoras automáticas y/o similares, y al consumo dentro de vehículos automotores, públicos y/o privados, aun cuando quien consumió no fuere el conductor y se halle o no circulando.

En el documento, además, se marca una excepción: "Se podrán otorgar autorizaciones especiales para la venta en lugares públicos solo para el caso de eventos determinados, tales como exposiciones, ferias y similares", al tiempo que se advierte que las multas podrán ser de hasta $34.450 y se incautará la bebida en cuestión.

Ahora, el Concejo Deliberante tiene un plazo de 48 horas para tratar la ordenanza. En caso de ser aprobada (se descuenta que será así debido a la mayoría de representantes del Frente de Todos en el Concejo), la normativa comenzará a regir a partir de este fin de semana.