Argentina
Godoy Cruz, Mendoza, Argentina

|16/01/20 08:31 PM

Expulsaron de Perú a dos argentinos acusados de vandalizar en Machu Picchu

La expulsión de los turistas argentinos, junto a los otros tres extranjeros acusados de causar daños en el Parque Arqueológico Machu Picchu y de haber ingresado al país de forma indebida, se concretó este jueves

Por Redacción

Dos turistas argentinos acusados de atentado en Machu Picchu fueron expulsados hoy de Perú y no podrán regresar a ese país por 15 años, mientras que un tercero deberá permanecer allí mientras se resuelve su situación procesal.

La expulsión de los turistas argentinos, junto a los otros tres extranjeros acusados de causar daños en el Parque Arqueológico Machu Picchu y de haber ingresado al país de forma indebida, se concretó este jueves al mediodía, según informó la Superintendencia Nacional de Migraciones (Migraciones).

Se trata de los argentinos Leandro Sactiva y Magdalena Abril Retamal; de Cristiano da Silva Ribeiro, de Brasil; de Marion Lucie Martínez, de Francia; y de Fabián Eduardo Vera Vergara, de Chile.

Este jueves, todos salieron del país por el puesto de control fronterizo ubicado en Desaguadero, en Puno, con destino a Bolivia.

El representante de Migraciones de Cusco, Roger Solís Ochia, informó a la Agencia Andina que los extranjeros fueron conducidos a la frontera de Perú y Bolivia, y no podrán retornar al país por el lapso de 15 años.

"Es un trabajo coordinado entre Migraciones y la Policía, esta última instancia ejecuta (la expulsión)", expresó el funcionario.

En tanto, un sexto acusado, y de nacionalidad argentina, identificado como Nahuel Gómez, será investigado por ser el presunto autor de la caída de una roca del Templo del Sol.

Al término de la investigación, será Migraciones quien aplique las sanciones correspondientes en el caso con respecto a Gómez.

https://www.ciudadanodiario.com.ar/nota/2020-1-16-19-23-4-mujer-desnuda-miami-videos-aeropuerto-nudista

El grupo de viajeros habría ingresado ilegalmente a la ciudadela inca el pasado sábado por la noche y fueron apresados por los guardaparques y policías asignados en Machu Picchu durante la madrugada del domingo.

En la zona se encontraron restos de materia fecal, por lo que presume que alguno de los detenidos defecó en el sitio arqueológico.