De Italia a China, el renacer de una marca: nuevo tricilíndrico
imagen

58,00

63,00

14/12/2019 - 7 Hs.

imagen

DOLAR COMPRA: $58,00 | VENTA: $63,00 14/12/2019 - 7 Hs.

Cargando...

De Italia a China, el renacer de una marca: nuevo tricilíndrico

De larga tradición, con un campeonato en el Continental Circus, etapas de esplendor y hasta la quiebra, la historia de Benelli

Hablar de Benelli por estas latitudes nos dice poco y nada. De hecho, junto a otras marcas italianas como Moto Guzzi, MV Augusta o Cagiva nos transportan a épocas que solo viven en el imaginario de los más grandes que vieron correr a gigantes de las dos ruedas como Mike Hailwood, Giacomo Agositini, Ángel Nieto, Barry Sheene o al argentino Benedicto Caldarella. Hoy, Ducati tiene la posta que esas marcas dejaron y representa el baluarte de los tanos.

Pero la historia era otra. Benelli nació en 1911, la fundaron 6 hermanos, en la ciudad italiana de Pesaro, ubicada al sur-este de San Marino y en las costas del Mar Adriático. Adoptó rápidamente un león por logo por lo que la marca pasó a ser conocida como “El León de Pesaro”. Rápidamente se hizo famosa con sus motores 125 en los “giros” de su país, ganando decenas de torneos y teniendo a la Leoncino como su modelo insignia. 

Su punto más alto en su historia fue tal vez en 1969 cuando se hizo con el Mundial de Velocidad de 250cc (años antes, en 1962, había logrado el título de Constructores). Después de ahí, la empresa comenzó con sus desaciertos. La marca pasó por varios dueños, entre ellos el argentino Alejandro De Tomaso (famoso corredor y diseñador de autos) y varios modelos que se fueron sin pena ni gloria como la Benelli 750 Sei de 6 cilindros en línea. 

En 2003, buscando resurgir y evitar un cierre inminente, la marca lanzó una verdadera bestia: La Tornado 1130 y, su derivada naked, la TNT 1130 (siglas de Tornado Naked Tre). Una moto super deportiva de 1130cc, que erogaba 161cv con un motor de tres cilindros en línea, con la que intentó competir en el Mundial de Superbikes, pero no fue suficiente y a finales de 2004, Benelli anunciaba su bancarrota. 

Ante esta situación, la empresa fue adquirida en 2005 por el grupo empresario Q.J. proveniente de China que hoy es propiedad del gigante asiático Geely. Así, la empresa italiana resurgió a costas de una fuerte inversión china que creó nuevos modelos y propulsores de baja y media cilindrada creando tetracilindricos de 600cc o bicilíndricos de 300cc, 500cc y 750cc y dejando a su casa matriz y de diseño en la ciudad de Pesaro, pero mudando la producción a China. Además, apostando por mantener a sus antiguos proveedores italianos como Brembo en sistemas de frenos o Marzocchi en suspensiones.    

Desde el año pasado se han dejado ver nuevos modelos (que saldrán este año) que utilizarán el nuevo y moderno 750cc con una configuración de dos cilindros en paralelo pero que en su momento abrieron una nueva incógnita… 
 

¿Qué sucedió con el tricilíndrico de 1130cc?

QianJiang al adquirir a su par italiana también accedió a los planos y toda la tecnología con la que esta contaba. Con el correr de los años sorprendió que lanzaran una cuatro cilindros de 600cc pero que no compartía en nada la arquitectura del propulsor de 1130cc. Muchos, me incluyo, pensamos que con la nueva TNT 600 los nuevos dueños de Benelli pensaban buscar el techo de la marca para convertirla en una referente de las motos de mediana cilindrada… por suerte le erramos con ese pronóstico.
 
 
A finales del año pasado se dio a conocer la nueva Benelli 752S, italiana desde su concepción, con un motor 750cc de dos cilindros en línea y que para sorpresa de todos tenía la arquitectura del viejo 1130cc de tres cilindros. Hoy, la nueva 752S, ya ha sido lanzada en el mercado asiático y a finales de julio estará rodando por las calles de Italia y toda Europa y Norte América. Posteriormente habrá que ver si llega al mercado Latinoamericano. 
 
 
Con semejante sorpresa surgió una nueva pregunta. ¿Por qué no antes? Muchos creemos que a Geely (propietaria de Q.J.) le llevó varios años readaptar las viejas culatas del motor de tres cilindros, que en 2003 cuando vio la luz se regía bajo las normas Euro 1, por culatas más modernas que bajen considerablemente la contaminación y consumo (esta moto consumía la increíble cantidad de 13 litros cada 100kms) que es lo que hoy exigen las normas Euro 4. 

Imágenes “filtradas” muestran nuevos modelos del propulsor tricilíndrico con el logo de Q.J. y no de Benelli, una estrategia común para pasar desapercibido en el mundo motor. Sin dudas esto pone de lleno al “León de Pesaro” en un renacer como marca y ante la posibilidad de volver a pisar fuerte, o rugir, en el mundo de las dos ruedas.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
||
De Italia a China, el renacer de una marca: nuevo tricilíndrico

De larga tradición, con un campeonato en el Continental Circus, etapas de esplendor y hasta la quiebra, la historia de Benelli

imagen imagen