|18/06/19 03:58 PM

Caso Luciana Montaruli: el médico José Paulos continuará preso

Así lo definió la juez Patricia Alonso, quien confirmó la prisión preventiva para el galeno que, conduciendo alcoholizado, chocó contra un taxi y provocó la muerte de la joven de 27 años

Por Redacción

Este martes se resolvió la prisión preventiva y se confirmó que José Paulos seguirá preso.

El médico, imputado por homicidio simple con dolo eventual, está acusado por la muerte de Luciana Montarulli en un accidente de tránsito ocurrido el sábado 18 de mayo en el Acceso Sur.

La jueza Laura Alonso fue quien este martes y, luego de un cuarto intermedio, dio a conocer a las partes su decisión respecto al pedido de prisión preventiva para Paulos.

 

Es por esa razón, que luego de escuchar la semana pasada los alegatos del abogado defensor Juan Day, del abogado querellante Antonio Carrizo y de los fiscales Liliana Giner y Darío Tagua, la magistrada decidió mantener la acusación por homicidio simple con dolo eventual.

Este delito, en caso de ser hallado culpable en un futuro debate, podría arriesgar una pena desde 8 a 25 años de cárcel. Además, sostuvo que el acusado deberá permanecer en la cárcel, ya que consideró que existe riesgo de entorpecimiento del expediente. 

 

Esto último porque entendió que hay peligro de fuga ya que no tiene arraigo, porque está en una buena situación económico y esto le podría facilitar una posible fuga, entre otros elementos que consideró a la hora de la decisión.

Cabe recordar que, durante la instrucción, se comprobó que Paulos manejaba el VW Gol Trend con 2.12 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir, casi cuatro veces más de lo permitido. El médico volvía de bailar del boliche Jagger, al igual que las víctimas. Por su parte, el dosaje al taxista dio negativo.

 

Sin embargo, Criminalística no pudo determinar la velocidad en la que se movilizaban los autos involucrados. Esto porque llovía y el agua en la calzada provocó que no quedaran marcas de frenada. Pero hay varios testigos que señalaron que el conductor manejaba a alta velocidad y que directamente impactó de atrás al taxi y sin frenar.