|15/12/19 07:17 PM

El ‘Showmatch’ finaliza su año más decadente

El icónico programa de Marcelo Tinelli concluirá este año su olvidable temporada 30 al aire con la final del ‘Súper Bailando’

Mañana finalizará por El Trece (a partir de las 22.30) la temporada número 30 de Marcelo Tinelli en la pantalla chica con una nueva final  -esta vez será entre Flor Vigna y Nicolás Occhiato- del cada vez más desprestigiado y decadente Bailando por un sueño.

Aunque el 2019 pintaba como un año reivindicatorio para el ShowMatch, con nuevo estudio y productora, una gran inversión económica y la excusa de celebrar las tres décadas del programa; rápidamente, la falta de ideas y de renovación cultural alejaron más que nunca al público.

Para colmo, Genios de la Argentina -el tan anunciado ciclo de búsqueda de talentos con el que planeaba el Cabezón alternar el Súper Bailando- fue un fracaso rotundo y terminó siendo sacado del aire de una forma cuanto menos desprolija.

Por su parte, Tinelli estuvo mucho más metido en la política nacional y en la de su amado San Lorenzo de Almagro -del que desde el pasado fin de semana es presidente- que en el ciclo.

Algunos pequeños retoques en la repetitiva modalidad del certamen y la necesaria desnaturalización del machismo (por lo menos ya no le cortan la ‘faldita’ a las famosas) engancharon a algunos al principio, pero la falta de figuras interesantes o con algo interesante para decir, tampoco colaboraron.

Es verdad que el advenimiento de las redes sociales y, sobretodo, de las plataformas on demand como Netflix le han ‘robado’ usuarios a la televisión, pero la decadencia de ShowMatch no radica sólo en eso.

El problema es que, en esencia, el programa sigue siendo el mismo que miraban los argentinos hace más de una década.

¿Qué pasará en 2020?

El Bailando por un sueño 2020 ya está confirmado y se estima que comenzaría en abril. Incluso, en los programas de la tarde ya especulan con el Jurado y  las parejas que formarán parte del certamen.

A pesar de que seguramente estará más enfocado que nunca en el fútbol y también la política (tiene buena relación con el nuevo presidente Alberto Fernández), Marcelo Tinelli volvería a ser el conductor. De todos modos, si quiere que su querido ciclo siga existiendo, deberá pensar en una reestructuración mucho más fuerte de la que parece tener planeada.