Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|23/10/19 11:03 AM

Giro sorpresivo en el caso Próvolo decepcionó a familiares de las víctimas

La representante legal del instituto, Graciela Pascual, consiguió quedar en libertad tras el pago de una fianza de 400 mil pesos. Es por esto que los abogados querellantes leyeron un comunicado en conferencia de prensa, en el cual compararon lo sucedido con la causa de Kumiko

Por Redacción

Continúa el juicio por el caso Próvolo y con un giro sorpresivo: Graciela Pascual quedó en libertad tras el pago de una fianza de 400 mil pesos.

La representante legal del instituto en Luján obtuvo este martes la libertad, lo que provocó una gran decepción por parte de los familiares de las víctimas.

Uno de los abogados querellantes, Sergio Salinas, expresó su descontento y apuntó contra la Iglesia por la libertad de la acusada. “Las víctimas sienten que a sus espaldas se burlan constantemente. Han vuelto a sentir lo que al principio. Hoy, nuevamente está la Justicia a la par del Estado y la Iglesia y lo que hacen es burlarse".

"Están dejando a una persona culpable que puede tener una pena de 50 años de prisión, en libertad. La doble vara está en que sos poderoso y estás en libertad. En este caso sos poderoso y amigo de poderosos, claramente en esto no hace falta decir más. Particularmente hablo de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Bochatey es una persona que como interventor por el papa Francisco ha generado una intervención permanente, tanto en La Plata como en Mendoza, para obstaculizar la investigación”, sentenció.

En tanto, Lucas Lecour, abogado de Xumex, aseguró que Pascual tiene prohibido acercarse a las víctimas.

Otro de los abogados querellantes, Oscar Barrera, indicó que no se puede revertir la decisión judicial. “Ahora el expediente entra al tribunal de juicios y comienza la otra etapa. El mismo tribunal ayer leyó el informe del doctor Stroppiana por el cual el expediente está remitido, no estaba materialmente en el tribunal porque lo tenían ellos resolviendo el hábeas corpus. Realmente está en condiciones de que el tribunal sortee y fije la audiencia preliminar”.

Comunicado contra la liberación de Pascual

Los abogados querellantes del leyeron un comunicado en conferencia de prensa para referirse a la liberación de Graciela Pascual.

Por su parte, en diálogo con CNN Radio Mendoza, Ariel, el papá de una de las víctimas, aprovechó el espacio para realizar su descargo. "Quiero preguntarle a los señores jueces, ¿qué sensación sintieron cuando le dieron la total libertad a Graciela Pascual? ¿No sintieron vergüenza? ¿Qué se les pasó por la cabeza? ¿No se pusieron en el lugar del padre de una víctima que ha sido violada, abusada? ¿No les basta todas las pruebas que han tenido sobre la mesa todo este tiempo?".

"¿No se les eriza la piel al hacer una injusticia con los niños estos? La verdad es que estoy muy triste, dolido y embroncado con la Justicia", expuso indignado y finalizó: "Es una vergüenza que estos jueces nos representen a nosotros. No tienen corazón. No saben lo que es ser padre de una hija violada. Son unos caraduras".

La respuesta de los letrados

En respuesta a los abogados defensores, hablaron los jueces Diego Lusverti y Eduardo Martearena.

"No es mi decisión, sino del tribunal penal colegiado integrado por tres jueces. En este caso está el doctor Eduardo Martiarena, Ariel Spektor y yo. La decisión se tomó en función de los parámetros que dispone la ley, no ha sido interpretación antojadiza, arbitraria ni ridícula. Es lo que establece la ley, que es muy clara en cuanto al cumplimiento de los plazos. Los plazos tienen tope y se determinan en función de una necesidad concreta. En este caso, la necesidad era un plazo procesal, ese plazo que le dimos era sobradamente holgado", manifestó Lusverti, quien firmó la libertad a Pascual.

En ese plazo, "el fiscal que había dictado la elevación a juicio, tenía que firmar un decreto, que es una resolución breve que dice que se tiene que remitir el expediente a la Cámara del Crimen. En este caso, ahora denominado tribunal penal colegiado", agregó.

"La parte querellante podría haber pedido que se hiciera inmediatamente la audiencia preliminar, pero esa actividad no existió. Eso es algo que escapa a nuestra responsabilidad. La establece parámetros claros y precisos. Nosotros aplicamos esos parámetros para darles la misma aplicación a todos los ciudadanos. No es un capricho nuestro, es lo que establece la ley", argumentó.

Y, en respuesta al cuestionamiento que los abogados de la Xumex hicieron a la Justicia, porque fueron solo 18 días, Lusverti indicó:  "Creo que es errado, de hecho cuando terminó la audiencia, debo cometer un sincericidio, pero nos felicitaron por esta interpretación. Dijeron que les parecía que era la interpretación más justa de la ley. Efectivamente creo que es así".

“Acá no hay doble vara, porque nosotros hemos sido recusados por las otras partes, por la parte que defendía a una de las imputadas. Por eso no respondemos a intereses económicos, corporativos, sociales ni mediáticos", aclaró.

Y sobre la condición actual de la representante legal del instituto, "judicialmente ninguna decisión es definitiva, salvo cuando queda firme. Hay miles de situaciones que pueden  hacer que esta persona quede detenida en otra oportunidad. Tiene una cantidad importante de restricciones que cumplir, en caso de que incumpla, la consecuencia es la nueva detención".

Y el juez Martearena, respondiendo sobre las supuestas presiones de la Iglesia, desafió: "No sé si eso es verdad, si ellos consideran que esto es cierto, deberían denunciarlo". E hizo hincapié en su juramento, "siempre he jurado por el honor y la patria, nunca elegí el juramento que es vinculado a los Santos Evangelios o a Dios. Jamás. Entonces no pueden decir eso de la Iglesia. Lo mismo respecto del doctor".

"La querella no está conforme con la resolución y utiliza un mecanismo que considero extorsivo al colocar al juez en tela de juicio. Eso en este caso es absolutamente falso, no tiene pruebas, hablan de sospechas, de Justicia de pasillos, de que representamos los intereses de la Iglesia, pero son todas acusaciones absolutamente falsas. No me parece ético decir eso", finalizó Lusverti.