Les pusieron “Baja tanga” y “Abre patas” a unos tragos y estalló la polémica
imagen

27.63

28.80

17/06/2018 - 19 Hs.

imagen

DOLAR COMPRA: $27.63 | VENTA: $28.80 17/06/2018 - 19 Hs.

Cargando...

Les pusieron “Baja tanga” y “Abre patas” a unos tragos y estalló la polémica

A horas del Día de la Mujer y del segundo Paro Internacional de Mujeres, un bar de Salta ofreció una carta de tragos con nombres machistas que desató una revolución en las redes sociales

“Baja tanga”, “Abre patas” y “Te plancho la escarapela” son algunos de las bebidas que se ofrecen en “La roncha de la lora”. La denuncia la hizo una clienta que se sintió incómoda. “Estando en búsqueda del respeto hacia la mujer en todos los ámbitos y aspectos, esos nombres son una forma despectiva de burla hacia la mujer”, manifestó.

"Baja tanga" y "Abre patas", los tragos machistas que ofrecen en un bar de Salta.

Pero, como si fuera poco, Carlos Jiménez, encargado del negocio, le dijo al diario El Tribuno: “Es la primera vez que alguien se molesta. Jugamos con el cliente y buscamos reírnos”.

“No hay ninguna mala palabra. A la que no le gusta o la que no comparte nuestros ideales tiene la libertad y puede irse, no consumir en el bar”, agregó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Les pusieron “Baja tanga” y “Abre patas” a unos tragos y estalló la polémica

A horas del Día de la Mujer y del segundo Paro Internacional de Mujeres, un bar de Salta ofreció una carta de tragos con nombres machistas que desató una revolución en las redes sociales

“Baja tanga”, “Abre patas” y “Te plancho la escarapela” son algunos de las bebidas que se ofrecen en “La roncha de la lora”. La denuncia la hizo una clienta que se sintió incómoda. “Estando en búsqueda del respeto hacia la mujer en todos los ámbitos y aspectos, esos nombres son una forma despectiva de burla hacia la mujer”, manifestó.

"Baja tanga" y "Abre patas", los tragos machistas que ofrecen en un bar de Salta.

Pero, como si fuera poco, Carlos Jiménez, encargado del negocio, le dijo al diario El Tribuno: “Es la primera vez que alguien se molesta. Jugamos con el cliente y buscamos reírnos”.

“No hay ninguna mala palabra. A la que no le gusta o la que no comparte nuestros ideales tiene la libertad y puede irse, no consumir en el bar”, agregó.

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login