|25/11/21 09:19 PM

Vino Argentino: una celebración con la mirada puesta en nuevos desafíos

San Juan fue el escenario elegido para conmemorar los 11 años de la declaración del Vino Argentino Bebida Nacional. Apuestan a continuar trabajando para fortalecer la industria 

Este miércoles se inició la celebración de los 11 años de la declaración del Vino Argentino como Bebida Nacional. Esta determinación elevó el estatus del vino y reivindicó su rol en la cultura e historia de los argentinos.

La jornada se desarrolló en el Museo del Bicentenario, en San Juan, donde se llamó a construir consensos para alcanzar los desafíos estratégicos trazados y enfrentar todos aquellos que se impongan.

El encuentro, congregó a más de 500 productores vitivinícolas de distintas provincias y contó con la presencia del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, y distintos dirigentes. Durante el acto se firmaron una serie de convenios para impulsar el desarrollo de la vitivinicultura argentina y se entregaron homenajes a personalidades destacadas del sector. 

“Agradecemos mucho el haber elegido a San Juan para celebrar los 11 años de la declaración del Vino Argentino Bebida Nacional. En San Juan hacemos gala del diálogo y la convocatoria como forma de construcción para, no solo salir de la pandemia, sino también para proyectar la postpandemia”, destacó Uñac.

 

 

Día del Vino Argentino

En 2010 mediante el Decreto 1.800, el Gobierno nacional estableció que cada 24 de noviembre se celebre el Día del Vino Argentino y, en esta oportunidad, sus principales exponentes remarcaron la importancia de esta fecha..

Al respecto, el ministro Domínguez reconoció que “la industria del vino pudo cumplir con uno de los compromisos que soñaron nuestros padres; contribuir a la unión nacional".

Por su parte, el mendocino José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR, destacó además todos los años de trabajo arduo para lograr el posicionamiento que actualmente tiene el vino argentino. En este sentido agradeció a Domínguez y sostuvo que "la vitivinicultura tiene un plan (estratégico) actualizado al 2030, para que las distintas instituciones del sector podamos tomar decisiones y ser artífices de nuestro propio destino”.

 

 

“El vino no derrama, el vino incorpora. Y es una actividad maravillosa que nos incluye a todos, no importa si somos grandes o chicos”, agregó Zuccardi.

Durante su alocución, el titular de COVIAR reiteró el pedido para que se liberen de derechos de exportación a todos los productos exportables de la vitivinicultura, por ser esta una actividad con alto valor agregado y mano de obra intensiva. 

Además, se mostró en contra de las iniciativas de tolerancia cero (alcoholemia), porque sostuvo que, detrás de un aparente cuidado de la población, "se busca cambiar esquemas de alimentación, para abrirle la puerta a las bebidas azucaradas que son altamente perjudiciales para la salud".

 

 

Proyectos a futuro

La COVIAR, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Universidad Nacional de San Juan suscribieron un convenio marco de colaboración y trabajo articulado con la mira puesta en concretar proyectos de investigación en temas de interés para la vitivinicultura, dictado de cursos y capacitaciones, ensayos de producción vitícola y vinícola; y la realización en forma conjunta de acciones de información y extensión para la difusión de los resultados alcanzados en beneficio del sector productivo.

 

 

En paralelo, el INV lanzó su programa de Vino Cercano, una iniciativa que habilita a las bodegas y locales comerciales a vender vinos en envases retornables y botellones superiores a 1,5 litros, siempre que sea desde tanques de acero inoxidable fijos o móviles debidamente certificados. 

También, se anunció un convenio con el CFI para extender a otras regiones los estudios de caracterización de suelos que se están haciendo con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Mendoza, San Juan y Salta. Con el aporte de $9 millones, los estudios de caracterización se extenderán también a las zonas con vid de Jujuy, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, Chubut, Neuquén y Río Negro, abarcando así, prácticamente, a todas las regiones vitivinícolas de Argentina.