|23/02/21 07:38 AM

Vacunados VIP: allanaron el Ministerio de Salud de la Nación

La Justicia imputó al exministro y a su sobrino y exjefe de Gabinete de la cartera de Salud. Se difundió una lista con los nombres de las "personas con privilegios" que fueron inoculadas con la Sputnik V

Por Redacción

La aplicación de la vacuna rusa en funcionarios fuera de los denominados grupos de riesgo, a familiares de estos, amigos del poder y empresarios generó un escándalo político en la Argentina.

Se conoció en las últimas horas, la lista de quienes fueron inmunizados en el “vacunatorio VIP”.

Además, la Justicia imputó al exministro de Salud, Ginés González García por abuso de autoridad y allanó la sede de la cartera de la que él era titular hasta el pasado viernes.

A cargo de la investigación, se encuentra el fiscal Eduardo Taiano.

En las próximas horas, los efectivos policiales allanarían el Hospital Posadas, sitio en el que tuvieron lugar la mayoría de las inoculaciones irregulares.

Efectivos de la Federal allanaron el Ministerio de Salud en busca de documentación, cámaras y material audiovisual ayude a determinar información sobre la entrada y salida de políticos y allegados de estos pero también otros dirigentes que integran el listado de los llamados “vacunados VIP”.

Por su parte la flamante ministra, Carla Vizzotti se puso a disposición de la Justicia, pero volvió a apuntar contra los medios y dijo que “puede haber un interés político y algún interés mediático en este contexto de tanta sensibilidad”.

Tras difundirse la lista de los “vacunados VIP”, Vizzotti afirmó que la mayoría de los 70 nombres que figuran “son personal estratégico” y “relevante para sostener el funcionamiento del Estado”. Además, señaló que la vacunación paralela en el Hospital Posadas fue “una situación fue muy puntual, realmente excepcional y equivocada” y precisó que ahora “se han tomado las medidas en relación a eso”.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la actual titular de la cartera de Salud, son los señalados por Fernández para solucionar el escándalo e intentar llevarlo hacia buen puerto en medio de un año electoral.