|15/10/21 11:13 AM

Tiempo de pandemia: aconsejan no distraerse ante la variable Delta

Profesionales de la salud coinciden que hay que seguir manteniendo el uso del barbijo, la higiene de manos y que la gente no debe arriesgarse en reuniones masivas

Argentina transita el momento más cercano a la realidad que vivía antes de la llegada de la pandemia, en marzo de 2020, y acercándose al momento de la posible llegada de la tercera ola del coronavirus en el país latinoamericano. Así fue anunciado a El Ciudadano, el 1 de setiembre, por el Jefe de la Unidad COVID del Hospital Perrupato, Fabián Ferro, quien en ese momento sugirió como una buena práctica la vigencia permanente de las medidas sanitarias aprendidas como el uso del barbijo.

En consonancia y repasando lo acontecido hace pocos días, cuando a la vuelta de la esquina observamos, casi paradójicamente, la realidad que cambió en torno al tratamiento que tiene actualmente la pandemia por el coronavirus en Argentina. Fue a una semana de las elecciones PASO y por eso algunos profesionales de la salud comenzaron a advertir que tanto relajamiento social no es bueno. El 23 de setiembre, también en El Ciudadano, el titular del Comité de Crisis Sanitaria de San Martín, Daniel Llaver, advirtió que no se le puede dar vacaciones al virus a través de un decreto.

 

 

Ahora la advertencia provino desde el médico gerontólogo, magister en gerontología social, Félix Eduardo Nallim, presidente de la Caja de Previsión de la Salud Mendoza, quien observó como una doble vara la manera en la que se ha considerado a la enfermedad COVID en Argentina. Marcó que los chicos “hasta hace poco no podían ir al colegio y ahora se van de viaje de egresados gratis”. En forma similar “que las situaciones en las canchas de fútbol donde no se obedecieron las medidas preventivas estuvieron a punto de ser castigadas y luego el mismo presidente en un acto reunió a casi 40 mil personas en un cancha”.

El jueves 7 de octubre en el Estadio de Nueva Chicago, el presidente Alberto Fernández se reunió, en un acto político bajo el lema “Por la Unidad y la Victoria”, con organizaciones sociales y al día siguiente la Justicia decidió allanar y clausurar el lugar donde se realizó el suceso, al detectar que el acto no contaba con los permisos habilitantes.

 

 

“La pandemia no se ha acabado. Un decreto no termina con el virus. Esperemos que después del 14 de noviembre el virus no nos de una gran sorpresa. Yo no soy epidemiólogo pero escuchando a los que más saben están muy preocupados por la variable Delta que no cabe duda alguna tiene una gran incidencia en el país y en Mendoza. Pero viendo lo que ha ocurrido en otros países como en Estados Unidos o en Canadá no veo por qué, dentro de un tiempo, a nosotros no nos vaya a ocurrir lo mismo”, advirtió el también presidente de la Asociación Gerontológica Argentina, AGA.

Acotó que “vamos viendo que la cantidad de pacientes infectados va aumentando de a poco y el hecho de que no haya hisopados en Argentina, por que no hay testeos, nos impide saber lo que está pasando. Esto es como estar manejando en la ruta con una venda en los ojos. Y no sabemos si los casos positivos tienen el estudio genómico para saber qué tipo de virus estamos teniendo”. 

 

 

Nallim valoró que “es positivo haber aumentado el número de inoculados en todo el país aunque no se homogénea la vacunación. Pero debemos mantener las normas, porque es un problema que se le haya dicho a la gente que no use el barbijo. Porque la gente le hace caso a quienes de alguna manera se supone que nos guían o que se cree que saben lo que hacen. No es positivo que en los estadios de fútbol o en los boliches se pueda ingresar en forma indiscriminada porque la mayoría de los jóvenes no están vacunados”. 

La mejor solución que tenemos contra la pandemia actualmente es la vacuna, son efectivas. Por lo menos evita las internaciones y muertes. Esto no quiere decir que alguien no se vaya a infectar aunque haya padecido la enfermedad COVID. Por eso es vital que la sociedad se siga cuidando, manteniendo el distanciamiento físico, porque el social no lo estamos cumpliendo”, admitió. 

 

 

Y sostuvo: “Debemos mantener el uso del barbijo. Se debe seguir con la higiene de manos y en los próximos meses debemos esperar que la suerte nos ayude”, dijo en relación a que la misma población debe cuidarse. “Cuando la cabeza no funciona las piernas no caminan”, reflexionó en torno a la máxima autoridad del país, “que no cumplió y no demostró ejemplos otorgándole el derecho a quienes están debajo de él a hacer lo mismo”.

“Yo creo que esto es algo muy serio. Quisiera que la variable Delta no progrese en el país pero nadie tiene la verdad. Nadie lo sabe. Entonces debemos ser cuidadosos y protegernos”, insistió.