|22/11/21 09:23 PM

Se sometió a dos sesiones seguidas de cama solar y terminó internada

La joven contó su experiencia vía Twitter. "Que no sea que por un peso más, te arruinen el cuerpo. La saqué barata", expresó

Por Redacción

Con la llegada del verano, los eventos sociales y de fin de año, muchas son las mujeres que en el intento de broncearse y tomar color se someten a procedimientos que luego les ocasionan un peligro para su salud. Este es el caso de una joven de Villa Pueryrredón que, para aprovechar una promoción de 2X1, tomó dos sesiones seguidas de cama solar y terminó internada con quemaduras graves.

La joven utilizó su cuenta de Twitter para contar su experiencia con el objetivo de que las personas tomen conciencia de lo que puede ocurrir si no se toman los recaudos correspondientes: "Voy a contar acá breve qué me pasó así no le pasa a nadie más", comenzó el relato.

"El miércoles voy a un lugar en Villa Pueyrredón, donde había un 2x1 en todas las camas y se las podía dar la misma persona o ir con un amigo. Llego y le digo al chico que las dos me las iba a dar yo, a lo cual me dice: ‘mirá que vas a quedar bastante roja’. Y bue, estar un poco roja el jueves/viernes no era un problema. Me las di y al salir todo estaba genial", continuó.

Luego de algunas horas comenzó el mal momento: "El problema empezó a las dos horas, más o menos, en donde sí, me empecé a poner colorada, pero normal. A las 3 horas, tenía fiebre y temblaba como si hicieran 10 grados bajo cero. Me bajaba la presión, quería vomitar, no podía tomar líquido, ni comer", relató.

 

 

La joven concluyó manifestando que terminó internada con una deshidratación grave por quemaduras y que realmente la está pasando mal: "Es insoportable el dolor, tengo el 90% del cuerpo quemado en carne viva.

 

"No puedo dormir, ni sentarme, ni siquiera puedo parpadear porque me queme hasta los párpados, no puedo vestirme sola"

 

Con motivo de esclarecer cómo vive, la adolescente agregó una foto suya en donde se la ve internada, con la piel roja y sobre ella una crema mostrando verdaderamente lo ocurrido.

 

 

 

Finalmente, la mujer dejó una reflexión sobre estas situaciones: "No vale la pena para nada someterse a esa pelotudez solo por un poco de color. Y si van, vayan a un lugar que SEPAN y les digan NO, no te lo hago porque sos muy blanca o porque te puede hacer mal. Habiendo ido un par de veces y salido todo bien, no lo volvería a hacer".

"Que no sea que por un peso más, te arruinen el cuerpo. La saqué barata hasta ahora porque no se me hicieron ampollas", concluyó.