|13/07/21 01:04 PM

¿Se instalan o no? Polémica por las granjas porcinas chinas

Medios nacionales afirman que Argentina duplicará la producción de carne de cerdo para exportar a Asia. Desde cancillería desmienten las versiones.

Por Redacción

Durante la noche del lunes 12 de julio, algunos medios argentinos aseguraron que el Gobierno llegó a un acuerdo con China para desarrollar granjas de producción de carne de cerdo para exportar al país asiático. La información habría sido confirmada por fuentes diplomáticas luego de meses de negociación entre ambas naciones.

No obstante, y luego de que organizaciones ambientalistas y miles de usuarios dieran visibilidad al asunto repudiando el presunto negocio en redes sociales, la cuenta oficial de Twitter de Cancillería Argentina desmintió que el acuerdo se haya concretado.

Las versiones que sostienen el avance de la multimillonaria inversión del gigante asiático describen que la negociación se dio en el marco de un memorándum de entendimiento entre Argentina y China. En dicho documento se detalla, según informa El Cronista, que el proyecto tiene como objetivo final la exportación de 900.000 toneladas de carne porcina por año al país presidido por Xi Jinping y otras regiones de Asia. 

Asimismo, indica que, si bien no hay detalles de los montos a invertir, el desarrollo prevé la instalación de 25 granjas productivas con 12.500 cerdos en cada una durante una primera etapa. Esto impulsaría la producción de 700.000 toneladas anuales en lo inmediato, para llegar a 900.000 en un cuatrienio. 

El Gobierno busca duplicar el número de 350.000 cerdos que hay actualmente en el país. Esto serviría, en teoría, para crear cerca de 9.500 trabajos en zonas extrapampeanas, donde grupos de pequeños y medianos productores tendrían una vía de acceso a créditos por medio de la banca pública. Asimismo, el supuesto memorándum indica que la idea es que "cada granja sea una instalación integrada, desde el procesamiento de granos para alimentación animal hasta cría de cerdos, matadero y envasado para exportación".

La problemática ambiental

Según señaló el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, en declaraciones a El Cronista, la negociación con el país asiático se inició debido al déficit de proteína de cerdo que existe en su mercado y el de otros países de ese continente. La causa de esto es la reiterada aparición de brotes de fiebre porcina africana en las granjas chinas, enfermedad que también afecta en gran medida a dos grandes proveedores de carne de cerdo a Asia, como son España y Alemania.

En este contexto, el gobierno argentino identificó una importante oportunidad comercial en la exportación de alimento porcino a dicho destino. La decisión de iniciar el montaje de granjas chinas en el país ha despertado la reacción de miles de personas y organizaciones ambientalistas que advierten sobre el potencial desastre ambiental que provocaría semejante aumento en la cría, matanza y faena de cerdos en Argentina.

El memorándum, que habría sido revisado por una mesa interministerial integrada por las carteras de medio ambiente, producción, cancillería y agricultura, procura evitar que haya cuestionamientos de "sectores ambientalistas o productores locales que temen por los efectos que pudiera tener un crecimiento rampante de la oferta".

Luego de que Cancillería Argentina se pronunciara a través de Twitter desmintiendo la veracidad del entendimiento con China, siguen apareciendo reclamos que exigen mayores explicaciones por parte del Gobierno.