|31/08/20 01:27 PM

Recaudos en niños por la inhalación de humo de incendios forestales

La precaución y los cuidados que hay que tener con los menores con el humo

Por Redacción

En el programa El Interactivo que se emite por El Ciudadano TV y conducen Gabriel Landart y Luis Vidal Correa, estuvieron en comunicación con la doctora Andrea Francese, médica Pediatra especialista en Salud y Ambiente.

La profesional de la Salud, advierte sobre los riesgos de la exposición al humo de los incendios forestales. Además de la precaución y de los cuidados que hay que tener con los niños ante la inhalación del humo.

“Estos episodios son muy dolorosos los niños son más vulnerables a los efectos del clima en general y a los efectos de las intoxicaciones que pueden sufrir en este tipo de ocasiones".

"En general son organismo en crecimiento y desarrollo, el niño respira en forma más acelerada y proporcionalmente más aire por kilo de peso en relación a un adulto y eso hace que este más expuesto a la toxicidad del aire contaminado”.

"Las personas mayores también tienen dificultades al igual que los niños que tienen algún tipo de problema o dificultad respiratoria".

"El uso de barbijo colabora en este tipo de cosas, lo que sí se recomienda es que los niños no estén en el aire exterior, que salgan sólo en caso de necesidad quienes están con tratamiento médico qué continúan con ese tratamiento de base y sólo acudan en caso de agravarse los síntomas".

Desde el Comité de Salud Infantil y Ambiente de la SAP recomiendan una serie de medidas de prevención para los niños expuestos al humo de incendios forestales:

 

  • Preste atención a los informes locales sobre la calidad del aire. Cuando ocurra un incendio forestal en su área, esté atento a las noticias o las advertencias sobre los peligros del humo para la salud, considerando los mensajes que emitan las autoridades de salud pública y tomando precauciones adicionales de seguridad como, por ejemplo, evitar estar al aire libre.
  • Si fuera necesario, permanezca Ud. y su familia en la vivienda. Mantenga las puertas y las ventanas cerradas. Si tiene aire acondicionado, no lo utilice en ese momento para evitar el intercambio con el aire exterior.
  • No aumente la contaminación del aire interior: no fume, no encienda velas, chimeneas, salamandras, no barra ni sacuda el polvo de muebles y ni de otros objetos, en todo caso utilice trapos mojados para hacerlo. Considere la especial vulnerabilidad de los niños frente a la contaminación del aire interior.
  • No exponga a los niños al aire contaminado del exterior, ya que se pueden exacerbar los síntomas de enfermedades respiratorias o cardiovasculares. Deben recibir sus medicamentos como lo hacen habitualmente y seguir el plan para manejar los síntomas respiratorios según le haya indicado el médico. Consulte al Centro de Salud más cercano a su domicilio si los síntomas se agravan.

Reviví la entrevista completa realizada en El Interactivo desde el minuto 34:50.