|01/10/21 05:43 PM

¿Qué es una angioplastia coronaria?

En esta nota analizamos, junto a profesionales de la salud, una de las intervenciones coronarias más frecuentes entre los argentinos 

Por Redacción

Este jueves Mirtha Legrand decidió realizarse un estudio coronario y en el chequeo se le encontró una obstrucción. Por ese motivo, la diva fue intervenida en una clínica porteña y le colocaron dos stents debido a que le detectaron una obstrucción coronaria.

Sin embargo, la conductora fue operada y evoluciona favorablemente, según informó la clínica Mater Dei de la Ciudad de Buenos Aires en el primer parte médico después de la intervención.

Ahora bien, ¿de qué se trata la intervención que le hicieron a Mirta Legrand? El médico especialista en Cardioangiología Intervencionista, Alejandro Cherro, fue consultado en El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) por las enfermedades cardíacas. "Se trata de una cirugía mínimamente invasiva, que tiene ya en nuestro medio y en todo el mundo más de 40 años de evolución. La angioplastia es la realización de una cirugía de corazón, de las arterias coronarias a través de una pequeña punción, generalmente del brazo o la pierna".

"Lo que hacemos a través de las arterias, con un catéter de 2 milímetros de diámetro alcanzamos el corazón y nos introducimos dentro de las arterias coronarias, que son las que llevan la sangre, oxígeno y nutrientes al músculo cardíaco. Desobstruimos las obstrucciones totales en el caso de un infarto u obstrucciones que son significativas y causan un daño en el funcionamiento cardíaco", agregó el especialista.

En esa línea, Cherro aseguró que “en Argentina se hacen más de 45 mil angioplastias coronarias en el año. Eso implica aproximadamente 123 angioplastias por día y si sacamos la cuenta en minutos, es un procedimiento de estos cada 12 minutos".

Es algo realmente muy novedoso, que salva la vida de la gente. La mayoría de las veces tenemos que pedir que consulten a tiempo y no cuando tienen dolor. Porque en algunos casos cuando tienen mucho dolor vemos el músculo no se recupera como esperamos. Cuando se tapa una arteria es un infarto agudo del miocardio, no llega sangre al corazón y el paciente tiene dolor de pecho. Es importante que apenas comiencen con el dolor consulten, cuanto más rápido se consulte más tejido vamos a salvar y más probabilidades de salvarle la vida y menor riesgo tiene la consulta temprana", advirtió el cardiólogo.

Y continuó: “En los pacientes que no presentan dolor de pecho sin ninguna duda se tienen que hacer controles para detectarlos antes de tenerlos. Controles de colesterol, presión, control clínico, ver azúcar en sangre, si hace actividad física, hacer electrocardiograma. Esos controles que se hacen a cierta edad, sobre todo cuando se pasan los 40 años, nos previene la enfermedad cardiovascular"

"Durante la pandemia tuvimos disminución preocupante del número de casos que se venían a atender y del número de angioplastias coronarias que disminuyeron más de un 50%. Eso se debió porque la gente tenía temor al contagio del virus. Eso hizo que muchos con síntomas en casa no consultaran. En España y Estados Unidos tenemos datos de que la mortalidad coronaria aumentó el doble. La gente tenía dolor de pecho y no consultaba, muchos no llegaron a la consulta al hospital. Eso nos preocupó mucho, salimos a hacer difusión y los periodistas ayudaron con la difusión del slogan ‘si tenés dolor de pecho, no te quedes en casa’", manifestó el especialista.

En relación a la gravedad que conlleva, dijo que "la enfermedad cardiovascular no tratada tiene un 50% de mortalidad. Por eso nos preocupamos por hacer difusión de enfermedad cardiovascular y de los riesgos de no hacer los controles a tiempo. Han llegado al hospital muchos pero tarde, porque nosotros tenemos fundamentalmente las primera 6 horas para tratar al paciente y el daño cardíaco es leve. La consulta precoz cuando hay dolor de pecho es fundamental".