|01/09/21 08:55 PM

Murió el exjuez federal Norberto Oyarbide

El exmagistrado tenía 70 años y estaba internado desde julio por un cuadro grave de Covid-19

Por Redacción

Este miércoles por la tarde falleció el exjuez federal Norberto Oyarbide, a los 70 años. Estaba internado desde principios de julio por un cuadro grave de coronavirus.

El polémico exmagistrado permanecía en el Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento (IADT) de la Ciudad de Buenos Aires, donde había sido intubado por las complicaciones de su salud derivadas de una neumonía bilateral por Covid-19.

Desde su entorno, estiman que Oyarbide se contagió el pasado 22 de junio durante el festejo de su cumpleaños número 70, cuando se reunió con sus amigos a almorzar.

Oyarbide tenía 70 años y estaba jubilado desde el 2016.

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner, Gregorio Dalbón, fue uno de los primeros en confirmar la noticia a través de sus redes sociales. "Lamento profundamente el fallecimiento de mi amigo Norberto Oyarbide. Que Dios te tenga en la Gloria y descanses en Paz", publicó en su cuenta de Twitter.

El controvertido exjuez federal estuvo al frente de un tribunal durante 21 años: había llegado a Comodoro Py en el mandato de Carlos Menem y renunció en 2016 durante la presidencia de Mauricio Macri, luego de que avanzara un juicio político en su contra y varias denuncias por su actuación en la causa que investigaba el enriquecimiento ilícito de Néstor y Cristina Kirchner.

La polémica estalló cuando sobreseyó a Cristina y Néstor en la causa por presunto enriquecimiento ilícito en un fallo exprés. Posteriormente, el exmagistrado reveló que había sido presionado para cerrar la investigación.

Fue uno de los jueces más célebres de las últimas décadas debido a su estilo histriónico, apego a las cámaras de televisión, y a las denuncias que trató vinculadas directamente al poder político, como por ejemplo causas de corrupción contra Carlos Menem, Néstor y Cristina Kirchner y Mauricio Macri, además de una variedad de altos funcionarios de sus respectivos gobiernos.

A principios de los años 2000, Oyarbide se destacó por el fallo de revocamiento de la prisión domiciliaria al fallecido dictador militar Jorge Rafael Videla, y también la resolución en la que definió el accionar criminal de la Triple A como delitos de lesa humanidad.

Pero saltó definitivamente a la fama en el año 2009 cuando sobreseyó en una causa por presunto enriquecimiento ilícito a la entonces presidenta, Cristina Fernández, y a su marido, Néstor Kirchner.

En 2016, enfrentó otro juicio político por admitir que había frenado un allanamiento a una financiera a pedido de un funcionario kirchnerista y renunció al cargo por presiones del Gobierno de Cambiemos.

El entonces presidente Mauricio Macri le aprobó la renuncia, lo cual le permitió cobrar la jubilación de privilegio como parte del Poder Judicial.

Ya en febrero de este año Oyarbide se había sumado como panelista al programa radial de Coco Silly en Radio 10.

Noticia en desarrollo...