|06/10/21 04:09 PM

Ley de Etiquetado Frontal ¿por qué es importante su aprobación?

En Argentina, la cifra anual de fallecimientos por mala alimentación supera a la de muertes por COVID-19. Los detalles que explican la urgencia de legislación

Por Redacción

La falta de quórum en la sesión de la Cámara de Diputados el martes 5 de octubre tomó por sorpresa al Gobierno y a organizaciones civiles que esperaban la aprobación del proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos.

Dicha iniciativa legislativa, que ya obtuvo un dictamen favorable de comisiones para ser tratado en la Cámara Baja, perderá estado parlamentario si no se aprueba antes de fin de año.

En diálogo con el programa El Interactivo, el Dr. Sebastián Laspiur, Consultor Nacional de Enfermedades No Transmisibles de la OPS/OMS en Argentina, se refirió a la urgencia de que la ley en discusión sea tratada por diputados y aprobada, debido a la significativa mejora que traería para la salud de la población.

"Es importante para todos los países, para la Argentina también porque estamos atravesando otra pandemia. En Argentina tenemos aumento sostenido de obesidad, sobrepeso y aumento de enfermedades no transmisibles como diabetes, enfermedad cardiovascular, hipertensión y muchos cánceres asociados", señaló, a la vez que explicó que la incidencia en esas enfermedades "aumenta por el consumo de productos que tienen exceso de nutrientes críticos: azúcar, grasa, sodio y grasas saturadas".

Cabe recordar que, efectivamente, la Ley de Etiquetado Frontal prevé advertir a los consumidores con señales sobre las portadas de los productos que contengan excesos de esos nutrientes. 

"Eso nos daña la salud y no es provocado porque la gente le agrega mal sal a la comida, sino porque están ocultos en productos procesados y ultraprocesados y no son identificados por la población al momento de adquirirlos" añadió Laspiur. "Por eso es importante que la población lo pueda identificar al momento de decidir comprarlos o no".

Las cifras fatales de la mala alimentación en Argentina

Durante la entrevista, el especialista en enfermedades no transmisibles fue determinante con respecto al costo que la mala información en las etiquetas de alimentos tiene no solo para el bienestar, si no directamente para la vida de las personas en el país. 

"140 mil muertes ocurren cada año en la Argentina por causas asociadas a la mala alimentación, producto del exceso de azucares, grasas, sodios, grasas totales, grasas saturadas y grasas trans. Son las muertes que tenemos atribuibles a la mala alimentación", aseguró Laspiur. Dicha cifra anual supera, literalmente, a la de fallecimientos provocados por la pandemia de coronavirus en 18 meses.

"Parte de esta mala alimentación tiene que ver con el consumo de nutrientes críticos, el 60% de esos excesos provienen de alimentos envasados" detalló el asesor de la Organización Panamericana de la Salud.

 

El sistema de etiquetado que impulsa la ley consiste en colocar octógonos negros con letras blancas que adviertan del exceso de axucar, sodio y grasas en el frente de los envases de productos procesados. Según Laspiur, existe evidencia de que este formato ayudaría a reducir el consumo excesivo de nutrientes críticos, ya que actualmente "la información nutricional que está atrás en la tabla es muy difícil de conceptualizar".

"En el caso de los azucares tampoco está la información en la tabla nutricional que ven atrás de los envases. Esta ley viene a visibilizar, a poner frente de los envases en forma sencilla y rápida los productos que pueden contener daños a la salud por presentar estos excesos", argumentó.

Además de implementar dichos marcadores negros, la ley prohibiría que los productos infantiles tengan publicidades persuasivas para niños ni personajes o dibujos animados. Asimismo, tampoco podrían ser ofrecidos en las escuelas.

Aplicación de leyes similares en otros países

El proyecto de Ley de Etiquetado Frontal fue elaborado en base a estándares internacionales e información sobre el impacto de legislaciones similares en varios países. Con respecto a esto, Laspiur comparó el potencial beneficio que traería en Argentina con las experiencias ya establecidas en naciones latinoamericanas, al vez que destacó que la iniciativa haya sido impulsada por el consenso del peronismo y radicalismo en Mendoza.

"Argentina gracias al Senado de la Nación ha podido desarrollar una ley que tiene los mejores estándares internacionales, porque ataca la raíz de problema" analizó. "Hay que reconocer que esa ley partió del consenso de ambos sectores políticos desde la provincia de Mendoza, afortunadamente catalizó la experiencia internacional. También se sumaron evidencias que perfeccionaron el sistema chileno y las evidencias fueron capturadas en esta ley robusta que es una respuesta seria a la problemática que vivimos"

Acerca de la aplicación en otros países de la región, agregó: "También Colombia, Uruguay, México tienen sistemas similares. Los países que tienen más recorrido en esto han visto beneficios. La gente cambia el perfil de compra, elige mejor, redujo la cantidad de productos que tienen sello con exceso en nutrientes críticos, en cereales, postrecitos, jugos envasados".

Por último, el Dr. Laspiur desmintió que la aprobación de la Ley de Etiquetado Frontal pueda afectar de algún modo a la economía de las empresas y productores de alimentos.

"La evidencia es contundente, no solo no se tradujo en reducción de empleo ni ha afectado la economía interna o el comercio externo, sino que ha generado que las personas compran otros productos que no tienen sellos, muchos son producidos por empresas que producen productos con sellos. También compra productos que son de productores locales, que también ganan mercados y compiten de manera más leal".

Mirá la entrevista completa: