|12/09/21 10:27 AM

La posibilidad de ser un padre viejo como lo será Cormillot

En pocos días más el reconocido médico recibirá a su nuevo hijo Emilio y muchos se preguntan sobre la experiencia de la paternidad durante la vejez.

El caso de Alberto Cormillot ha despertado cierto interés público debido a que, a su edad, en los próximos días será padre nuevamente. Ahora de un varón quien tendrá el nombre de Emilio y que es el fruto de la actual relación con su esposa Estefanía Pasquini. El nacimiento del niño para algunos ha generado algún tipo de polémica pero, básicamente, bajo la observación de que los adultos mayores sufren discriminación. Generalmente, abonada por decenas de distintos tipos de prejuicios. 

“La paternidad para un hombre mayor es absolutamente normal. Sobre todo para una persona como es el caso que representa el doctor Alberto Cormillot. Porque con él queda demostrado que se puede llegar a tener un envejecimiento exitoso, satisfactorio y activo. Que le ha permitido formar una pareja con una persona mucho más joven. Que lo debe estimular muy bien, lo cual no quiere decir que a la edad que él tiene pueda necesitar una ayuda para tener un mejor desempeño”, analizó Félix Nallim (foto), presidente de la Asociación Gerontológica Argentina, AGA, en el programa radial “El Otro Mundo”, que conduce Victoria González en Radio Nihuil.

 

 

El médico geriatra y magister en Gerontología Social, explicó que “su espermatogénesis seguramente funciona muy bien y se ha podido dar la posibilidad, a esta altura de su vida, de tener un futuro hijo dentro de un par de días lo cual no es una excepción, por que hay en el mundo distintos casos como el Charles Chaplin quien fue padre cuando estaba cerca de los 90 años. Ese concepto de que cuando uno llega a viejo es un asexuado es una locura como otras tantas discriminaciones que se tienen con los adultos mayores, sólo por el hecho de tener más años que otras personas”.

“Desde lo emocional, el hecho de ser padre a esa edad, es otro cantar. Cuando uno piensa que un individuo tiene más de 80 años, como es el caso del doctor Cormillot, cuya esperanza de vida está muy acotada, que yéndole muy bien no podemos asegurar cuántos años más podrá tener es posible que ese chico a un corto plazo se quede sin papá. Estas situaciones a veces no son evaluadas aunque yo no soy quién para juzgar cuando esto sucede. Pero no cabe la menor duda que en el futuro ese niño será posiblemente criado exclusivamente por su mamá, la mayor parte de su tiempo”.

 

 

Según el también presidente de la Caja de Previsión para Profesionales de la Salud Mendoza, “un individuo a los 60 años, se sabe, tiene una esperanza de vida de unos 24 o 25 años más, algunos más, otros menos, con lo cual estaríamos hablando en promedio de los unos 84 u 85 años. Pero en este punto es cuando uno debe tener en cuenta las inversiones que uno debe hacer en la vida. Es decir, no cabe duda que si en el transcurso de mi vida he sabido hacer buenas inversiones voy a llegar a tener una buena vejez como la de él u otros similares. Cuando son malas, alguien que podría haber vivido hasta los 85 años se termina muriendo a los 60 en pésimas condiciones”.

“Si yo me se cuidar, si tengo una buena alimentación, si hago actividad física correctamente, si las enfermedades que puedo ir teniendo las voy corrigiendo, como la diabetes, la hipertensión arterial o los trastornos del colesterol, podré tener una vida normal y llegar a la vejez en muy buenas condiciones. Tal es el ejemplo que hoy nos brinda este médico y que además se puede dar el lujo de ser padre a la edad que tiene. Después, si es correcto o no ser padre a esa edad, yo no soy quien para juzgarlo”, remarcó.

 

 

Y añadió: “Hay mitos que se deben derribar como el hecho de que una persona después de los 50 deja de tener apetito sexual. O que alguien después de la viudez no va a poder volver a casarse. A tener otra pareja. En el caso de la mujer, después de la menopausia, si uno pudiera mirarlo desde otro aspecto hay como una especie de liberación, debido a que ya no tiene que tomar más pastillas para no quedar embarazada o no se tiene que cuidar más. Hay que ver también cómo ha sido la construcción de su pareja en su vida marital. Porque no cabe la menor duda que a medida que pasan los años se observan fenómenos de cambios físicos, hormonales, a nivel circulatorio y neuronales tanto en los hombres como en las mujeres”.

“La erección en el hombre no la misma que cuando era joven. El orgasmo en la mujer o en el hombre no es el mismo. La lubricación a nivel vaginal en la mujer se torna distinta. Pero eso no quita que una buena relación a esa edad, con paciencia y cariño puedan tener una vida sexual normal. Ahora bien, siempre considerando que una persona de unos 25 años puede llegar a tener en promedio unas 185 relaciones sexuales en el año mientras que una de 70 u 80 años pueda llegar a tener unas 8 en el mismo lapso. Con lo cual uno se puede dar cuenta de que si bien todo va cambiando no significa que pueda llegar a ser imposible”, explicó.

 

 

Sobre la andropausia “en el caso del hombre se debe fundamentalmente a la disminución de la testosterona. Pero en realidad no tiene una disminución de la capacidad sexual. Aunque sí se puede observar que demuestra una reducción de la libido, que se refiere al deseo sexual. Pero eso se puede tratar con medicación de testosterona. Para ello se debe poner en manos de un urólogo para que controle el valor hormonal y pueda realizar la sustitución de la testosterona por medio de inyecciones, pastillas o parches”, indicó.