|09/06/21 12:19 PM

Internación de Florencia Kirchner: esto dice el parte médico

La hija de Cristina y Néstor Kirchner llegó al Sanatorio Otamendi con un cuadro que reporta una infección. Los detalles del informe oficial 

Por Redacción

 

La hija de la vicepresidenta Cristina Fernández y del expresidente Néstor Kirchner, Florencia, fue internada en el Sanatorio Otamendi de Capital Federal. Desde la institución aseguraron que se trata de un "cuadro infeccioso" y que no tiene síntomas compatibles con coronavirus.

“El Sanatorio Otamendi informa que la paciente Florencia Kirchner se encuentra cursando su segundo día de internación general por proceso infeccioso. Su estado de salud es bueno y evoluciona favorablemente del cuadro que generó su internación”, informó oficialmente la directora médica de la clínica, Marisa Lanfranconi.

Si bien en un primer momento trascendió que su internación se debía al COVID-19, el parte oficial resalta que "la paciente no presenta ningún síntoma compatible" con este virus.

La joven de 30 años de edad, llegó en la noche del martes 8 de junio al centro que se encuentra en el barrio de Recoleta.

Al respecto, se informó además que le habrían drenado un absceso (acumulación de líquido infectado en el cuerpo). Este procedimiento no tiene mayores complicaciones y se realiza con una aguja o un catéter a través de la piel.

Fuentes del Sanatorio Otamendi, destacaron en diálogo mediático que Florencia permanecerá internada allí un día más a causa del dolor que padece.

 

Más información sobre la salud de Florencia Kirchner

Desde hace tiempo, la hija los expresidentes argentinos padece problemas de salud que la llevaron en febrero a 2019 a realizarse diversos estudios permaneciendo con cuidados y atención médica especializada en La Habana, Cuba.

 

 

Médicos que seguían su cuadro sanitario explicaron que la joven padecía un “trastorno de estrés postraumático; síndrome purpúrico en estudio, polineuropatía sensitiva desmielinizante de etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.

Florencia Kirchner regresó a la Argentina en marzo 2020 y argumentó que la causa de su enfermedad fue el  “ensañamiento judicial” que atravesó su familia.