|09/04/20 05:49 PM

Gobernadores diseñan estrategias contra la pandemia y esperan la extensión del aislamiento

Los caciques provinciales están en permanente contacto con el Ministerio de Interior para analizar  cada una de sus particularidades y también sus propuestas

Por Redacción

Gobernadores de diferentes provincias diseñan sus estrategias para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus, luego de la teleconferencia que mantuvieron con el presidente Alberto Fernández el martes pasado para analizar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en vigor.

Los mandatarios provinciales están en permanente contacto con el Ministerio de Interior, a cargo de Eduardo `Wado´ De Pedro, para analizar las situaciones en cada provincia, sus particularidades y también sus propuestas, de cara a lo que será la tercera fase de la implementación del aislamiento, a partir del domingo, cuando lo anuncie el jefe de Estado.

Los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales, y de Salta, Gustavo Sáenz, coincidieron en apoyar la continuidad de la cuarentena dispuesta el 20 de marzo por el gobierno nacional hasta el domingo próximo, y adelantaron que analizan conformar una "zona sanitaria" entre las dos provincias.

Morales y Sáenz, en una entrevista conjunta que ofrecieron a radio La Red, manifestaron que los gobernadores "coinciden con el Presidente" en que "la cuarentena debe seguir y no flexibilizarse", ya que "es la única vacuna" de utilidad contra la pandemia.

"La consigna de mantener la cuarentena es vital porque tenemos que seguir haciendo el esfuerzo del aislamiento obligatorio cualquiera sea el escenario", sostuvo Morales, quien destacó que apoya "totalmente la decisión del Presidente" de continuar con el aislamiento social obligatorio.

En ese sentido, dijo que "está muy bien que se ajuste más la cuarentena en las zonas donde hay circulación local del virus".

El gobernador de Salta, en tanto, manifestó que "la decisión del Presidente, que acompañamos todos los gobernadores, es que la cuarentena no se flexibilice, sino que se endurezca, porque el aislamiento es la mejor medida y así lo marcan las estadísticas de los países a los que les fue bien en esta lucha contra el coronavirus".

Ambos mandatarios coincidieron en que en sus provincias "no hay circulación local del virus" y Morales afirmó que analiza "crear una zona sanitaria más amplia con la provincia de Salta, siempre y cuando hagamos un control de frontera importante como barrera sanitaria".

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, ratificó por su parte que "la cuarentena está siendo efectiva" y manifestó que a partir del próximo lunes, "se pueden tomar medidas focalizadas para determinadas actividades, regiones y grupos etarios".

"La palabra flexibilizar no es adecuada, creo. Se pueden tomar medidas focalizadas, para determinadas actividades, regiones y grupos etarios, pero esa decisión tiene que estar en manos de especialistas", expresó el mandatario provincial en declaraciones a la misma radio.

Kicillof destacó que con la cuarentena "ganamos este tiempo y siento que es un reloj de arena donde se acerca la situación de contagio mayor, como ha ocurrido en todos los países, y uno tiene un plazo de tiempo para hacer infinitas tareas" y reconoció que le preocupa el conurbano bonaerense porque concentra el 40% de la población del país y el 60% de los hogares debajo de la línea de pobreza.

En ese sentido, precisó que "es distinto a la Capital, que requiere una atención distinta" y expresó que "los más vulnerables tienen que tener una ayuda mayor del Estado porque las condiciones son mucho más duras".

"El aislamiento en esos lugares es comunitario porque carecen de las comodidades que puede tener una casa", dijo.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, analizó con los 64 jefes comunales de la provincia la posibilidad de flexibilizar la cuarentena después del domingo en actividades como "agropecuarias, alimentación, salud y comunicaciones", y anunció la posibilidad de hacer protocolos para esas áreas "siempre respetando a los grupos de riesgo" y descartando los encuentros "lúdicos y culturales".

Rodríguez Saá afirmó anoche que en la primera reunión mantenida por teleconferencia con los intendentes "se hizo un análisis y descripción de cómo estamos parados ante el virus", resaltó que los gráficos "nos están demostrando que logramos aplanar la curva de contagio" y sostuvo que "cuando lleguemos al domingo vamos saber qué ocurre en la provincia luego de dos cuarentenas".

El gobernador aclaró que en la provincia los casos de coronavirus corresponden a "Villa Mercedes y San Luis, pero hay lugares en donde ni siquiera hubo casos sospechosos", por lo que el domingo próximo "veremos si podemos encontrar con cada intendente una mirada especial para cada uno de nuestros pueblos que tienen problemáticas, acciones y economías distintas".

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, volvió a pedir a los vecinos de la provincia que se queden en sus casas, ya que "es la única vacuna" para combatir el coronavirus, mientras se refuerzan los controles para evitar la circulación en las calles y rutas.

El mandatario provincial decidió incrementar el Fondo Específico de Atención y Prevención del Coronavirus de 1.200 millones de pesos a 3.500 millones de pesos y dijo que "pese a la crisis y la brutal baja de ingresos que sufren todas las provincias de nuestro país, Córdoba va priorizar los recursos para la atención de la salud".

En la provincia de Catamarca, en tanto, el gobernador Raúl Jalil afirmó en declaraciones radiales que "desde el inicio de ésta cuarentena decidimos apoyar y acompañar todas las políticas de Nación y vamos a continuar en esa línea".

En ese sentido, sostuvo que "no habrá actividad en las escuelas y difícilmente los empleados públicos retomen sus tareas, salvo aquellas áreas imprescindibles" y adelantó que se están estudiando" otras medidas, como el ingreso a los supermercados por terminación de DNI y establecer que en moto sólo podrá circular una persona".

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, aseguró en declaraciones a radio Télam que durante la teleconferencia entre el presidente y los gobernadores "hubo un amplísimo consenso en sostener la cuarentena", pero planteó que también se debatió sobre "ir generando algunos criterios de flexibilización, pero manteniendo siempre las normas generales de la cuarentena".

$20.000 millones para las provincias, vía Aportes del Tesoro Nacional 

Las provincias "recibieron ya los primeros $ 20.000 millones" de un total de $ 60.000 millones que la Nación les enviará a través de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), para sostener el funcionamiento de sus finanzas y cubrir las necesidades ocasionadas por la pandemia de coronavirus, afirmó hoy la secretaria de Provincias, Silvina Batakis.

"Ayer el ministro (del Interior, Eduardo) ´Wado´ de Pedro instruyó que distribuyamos $ 20.000 millones que ya están en las cuentas provinciales", indicó Batakis a Télam.

Precisó que "estos $ 20.000 millones se distribuyeron conforme al índice de Coparticipación Federal Impositiva", porque destacó que "es el que se acordó por consenso con los gobernadores".

"Esto es algo que lo vamos evaluando permanentemente, porque no hay precedentes de la situación en la que estamos. Entonces la vamos analizando en conjunto con los gobernadores, de acuerdo a la evolución de la crisis en cada provincia", indicó la funcionaria.

También puntualizó que "la distribución puede ser que vuelva a hacerse por el índice de coparticipación, no se descarta", pero estimó que "seguramente se agregará alguna cuestión sanitaria o social".

Batakis puso de relieve "la rápida respuesta del Gobierno al pedido de los gobernadores", y señaló que esta decisión "va en auxilio de las provincias, para que desestimen otros instrumentos" para financiarse.

"Queremos que haya coordinación total con la macroeconomía", sostuvo la funcionaria.

Sobre los créditos del Fondo Fiduciario subrayó que "cada provincia tiene que solicitarlo y demostrar problemas financieros", y agregó que "una vez que se evalúa porqué se hace la solicitud, se pide una serie de informaciones para demostrar el desequilibrio financiero que hay".

Los préstamos serán reembolsados por las jurisdicciones en 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con un período de gracia hasta el 31 de diciembre próximo; y la tasa aplicable será del 0,10% nominal anual y se calculará sobre el capital ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que elabora el Banco Central.

Los intereses devengados desde cada desembolso se capitalizarán hasta el 31 de diciembre próximo.