|06/11/20 08:00 AM

"Teléfono rojo": las claves de la charla Fernández-Putin

En horas de la mañana de hoy, el presidente argentino mantuvo un diálogo con su par de la Federación Rusa. Hubo varios temas en agenda y toda la atención estuvo puesta en negociaciones e información por la vacuna que Rusia creó

Por Redacción

 

La agenda presidencial de este viernes, sí que viene muy cargada. Fernández, no solo anunciaría - luego de reunirse con Kicillof y Larreta- que en el AMBA, habría más flexibilizaciones y se pasaría a la etapa DISPO, sino que también se espera que se refiera a la situación sanitaria del resto del país y dé definiciones. Además, participó de un importante acto al celebrarse los 200 años del izamiento de la bandera argentina en las Islas Malvinas y también un detalle de agenda de vital importancia para definir el combate contra la pandemia en el país: Alberto se comunicó telefónicamente con su par de la Federación Rusa para entablar negociaciones por la vacuna.

Voceros de Casa Rosada advirtieron que Alberto Fernández y Vladimir Putin, se comunicaron telefónicamente entre las 10.30 y las 11 (hora local) para seguir de cerca el avance de las negociaciones por la vacuna Sputnik V, ya que Argentina piensa adquirir millones de dosis de la misma, en el caso de que esta atraviese los parámetros internacionales y certificaciones pero al tiempo que demuestre que cumplió satisfactoriamente todas las etapas.

Al respecto, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, indicó ayer que "existe una comunicación de tipo Estado-Estado y de alto volumen político y dirigencial" entre Argentina y Rusia.

Además, de la charla entre los mandatarios también participó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof quien le agradeció a Putin el apoyo de su país por el envío de 25 millones de dosis de la vacuna rusa, que aún se encuentra en fase 3 de investigación.

Por la tarde y por boca del propio presidente Fernández, se espera que se conozcan más detalles acerca de la conversación que tuvo con Putin.

El Kremlin tiene una estrecha relación con el oficialismo nacional, gracias a en parte el diálogo que supo mantener la actual vicepresidente Cristina Fernández con Putin, cuando la primera ocupaba la presidencia argentina.

Desde diciembre pasado, que el Frente de Todos llegó al gobierno, es que se retomó “la buena letra” con la megapotencia europea.

La conversación con el titular del Kremlin llegó inmediatamente después de la reunión que Fernández entabló por cerca de 30 minutos con los máximos referentes políticos de la Ciudad y provincia de Buenos Aires, Larreta y Kicillof.

Puertas adentro, se comentó que el mandatario nacional se mostró "algo ido” es decir como pensando más en los detalles de su comunicación con Putin que en el tema a tratar con quienes lo acompañaban en ese momento, además de los ya nombrados hay que sumar al jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Acosta y la ministra de Comunicación, Jesica Rey, al vicejefe de Gobierno de CABA, Diego Santilli, al secretario de Medios de la Ciudad, Christian Coelho y por supuesto el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Todo indica que el tratamiento por el regreso del DISPO al AMBA, ya es un tema muy madurado entre las partes.

A partir de ahora cada paso que se da con la Sputnik V, se le debe notificar a la Argentina (a la ANMAT), además de a la autoridad de aplicación rusa y a la OMS. Todo en pos transparentar el proceso de adquisición de la vacuna en el país y seguimiento de los efectos de la misma.

 

Rusia, más que una solución a la pandemia para el país

Santiago Cafiero adelantó ayer consultado por los medios, que el diálogo iba a tener una "agenda mucho más amplia y diversa", porque incluiría también el tema de "inversiones rusas en Argentina" y el desarrollo de un "comercio internacional que está encontrando destinos de productos argentinos en Rusia", además de "inversiones en infraestructura" en el país con "capitales rusos".

 

La Sputnik V en Argentina

El presidente anunció públicamente hace algunos días que el país quiere adquirir 10 millones de dosis de la Sputnik V, entre diciembre y enero del año que viene en primera instancia, luego adquirirían 15 millones de dosis más.

"Tuvimos una propuesta de la Cancillería rusa y del fondo soberano de Rusia para ver si Argentina estaba interesada en contar con dosis de la vacuna en el mes de diciembre y por supuesto que dijimos que sí", dijo el presidente.

La Sputnik V se coinvirtió el 11 de agosto en la primera vacuna contra el coronavirus oficialmente registrada en el mundo por un gobierno.

Según datos publicados en la revista médica británica The Lancet, la Sputnik V genera anticuerpos y no provoca incidentes adversos.

"Nuestra prioridad es cuidar a las argentinas y los argentinos, salvar vidas. Por eso la posibilidad de adquirir 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik V nos da una esperanza enorme", dijo días atrás el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El gobierno argentino a través de múltiples voceros, hizo saber que están interesados en varias vacunas, no solo la rusa. Las más avanzadas del mundo aún se encuentran en fase 3, pero en cuánto concreten los estudios y certificaciones internacionales, todas podrían llegar a ser adquiridas para ser aplicadas en el país y en principio de forma voluntaria en la ciudadanía.