|26/10/21 12:48 PM

Farmacias y la profunda adaptación por la crisis sanitaria

La receta digital fue la que empujó los cambios más importantes que actualmente observan las farmacias que, en Mendoza, esperan salir de lo que consideran un limbo jurídico.

El sector farmacéutico argentino fue uno de los que más rápido se adaptó luego del advenimiento de la pandemia por al coronavirus en marzo de 2020, máxime, luego de haber sido declarado como actividad esencial, en forma similar a otras tantas que debieron sumarse a trabajar ante la crisis sanitaria.

Así lo confirmó Ricardo Aizcorbe, actual prosecretario del Colegio Farmacéutico de Mendoza, quien reconoció que “la pandemia trajo una evolución muy grande para el sector farmacia, a partir de la modificación que se introdujo en la emisión de recetas”.

 

 

Pami fue uno de los primeros organismos que inició el camino de la receta digital y para nosotros fue una complicación ya que la impresión la tuvimos que empezar a hacer nosotros. Antes la hacían los médicos y ese costo de repente lo debimos asumir nosotros. Esta misma situación pasó a ser una realidad de toda la seguridad social”, explicó.

Sin embargo, para Aizcorbe, exdiputado provincial entre mayo de 1994 y mayo de 1998 por el Partido Justicialista (PJ), el cambio que debieron enfrentar “fue un avance profundo en el que primero se debieron corregir errores y después logramos brindar una solución a la ciudadanía. Otra parte buena es que antes debíamos oficiar casi como si fuéramos peritos calígrafos para descifrar lo que recetaban los médicos y ahora, con la digitalización, eso ya no ocurre”.

 

 

Actualmente estamos trabajando desde el Colegio Farmacéutico con el fin de minimizar ese costo administrativo a partir de una mejora del sistema digital con lo cual en el futuro a las recetas no las deberemos imprimir más. Ya hoy día está a disposición el comprobante fiscal digital lo que desplazó a la tiqueadora fiscal. Y además vamos hacia la eliminación del troquel de los medicamentos. Todo este sistema actual va a estar en una nube lo que para nosotros representa una buena noticia porque nos aliviará mucho el costo de la adaptación”, valoró.

El también vicepresidente de la Caja de Previsión para Profesionales de la Salud Mendoza, manifestó que “si bien no tuvimos el impacto negativo que sufrieron las otras profesiones de la salud como los odontólogos, porque debimos permanecer abiertos por ser considerada actividad esencial, sí experimentamos una transformación trascendente para las farmacias”.

 

 

Preocupados por un limbo jurídico

“En ese proceso se incluyó también la digitalización de las firmas de los médicos lo cual nos derivó en un problema, especialmente con la petición de psicofármacos debido a que el Gobierno local no adaptó la legislación a esta era digital”, se quejó Aizcorbe.

El hombre que llegara a ser presidente, vicepresidente, secretario y tesorero de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), admitió que “estamos ocupados en encontrarle una solución a este estado en el que nos encontramos y que podríamos definir como un limbo jurídico y que creemos que se cubre a partir de algunas legislaciones nacionales que nos van a respaldar”.

“Por el momento estamos en una situación bastante complicada en ese sentido. Cuando hablamos de limbo jurídico nos referimos a que todavía debemos seguir guardando a modo de archivo, la receta de la prescripción de psicofármacos y antibióticos, ya que son medicamentos cuya circulación debe ser controlada”, analizó.

 

 

El problema, según el farmacéutico, lo encuentran “cuando recibimos una receta digitalizada, con una firma digital, situación que no estaba contemplada en la legislación, lo que nos provocó una situación muy tensa y que derivó en distintas reuniones de negociación con el Gobierno provincial”. 

Afortunadamente apareció una ley de telemedicina para la prescripción y dispensa de medicamentos que aprobó tanto Diputados como Senadores de la Nación y vino un poco a saldar la situación de la venta legal de medicamentos y que nos proteja a los farmacéuticos”.

El también expresidente del Concejo Deliberante de Maipú y exintendente interino durante la intendencia de Francisco Chiqui García, en tiempos de los gobernadores de Mendoza, Rodolfo Gabrielli y Arturo Lafalla, hoy estrictamente está dedicado al trabajo en el sector privado. Tras ocupar las distintas funciones públicas enumeradas, Aizcorbe se fue de la política “y no volví nunca más”, cerró quien llegara a ser el presidente de la Federación Panamericana de Farmacias (FEPAFAR), e integrante de la Federación Internacional de Farmacias (FIF).