|22/04/21 02:17 PM

El líder social Juan Grabois fue designado con un cargo en el Vaticano

El dirigente fue nombrado miembro del Dicasterio, por el cardenal ghanés Peter Turkson y respaldado, días atrás, por el papa Francisco

Por Redacción

El dirigente social Juan Grabois fue designado en horas de la mañana, miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, considerado el "ministerio social y ambiental" de la Santa Sede bajo el que se nuclean los programas de aplicación de la encíclica Laudato si' y la comisión para la pospandemia.

Grabois fue presentado por el cardenal ghanés, Peter Turckson, y respaldado por el Papa Franciso. En este sentido fue propuesto como "miembro consultor" por el Cardenal, titular del Dicasterio, y será considerado una persona importante del ministerio "social y ambiental", del Vaticano.

El líder piquetero, volvió al ruedo público a partir de esta noticia y con de 37 años desempeñará un rol importante en el exterior.

Otros miembros del Dicasterio creado por el Papa en 2016 son, por ejemplo, los cardenales de Polonia Konrad Krajewski y de Perú, Pedro Barreto, entre los religiosos, y los laicos Renato Lima de Oliveira y Sean Callahan.

Bajo la órbita del Dicasterio trabajan las fundaciones de orientación social del Vaticano, como la Popolorum Progressio, enfocado en América Latina; y la Juan Pablo II, en el Sahel.

Turkson ya había designado a Grabois como consultor del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, una de las instituciones que, con la firma del decreto papal de agosto de 2016, derivaron desde el 1 de enero de 2017 en el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

El Papa consideró entonces que el Dicasterio "será competente en las cuestiones que se refieren a las migraciones, los necesitados, los enfermos y los excluidos, los marginados y las víctimas de los conflictos armados y de las catástrofes naturales, los encarcelados, los desempleados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y de tortura".

En 2020, Francisco instituyó, bajo la órbita del Dicasterio, la comisión vaticana Covid-19, que se encarga de centralizar los programas de la Santa Sede para la denominada postpandemia en temas sociales, ambientales y económicos.

Por su parte, Grabois siempre fue identificado como allegado a Francisco y por este mismo motivo, fue criticado luego de haber sido el que incitó la toma de tierras de un campo en la provincia de Entre Ríos. En este sentido, se generó la duda debido a que cualquier observador del vaticano sabe que un pontífice nunca haría una cosa así, sencillamente porque no es propio de su investidura.