Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|19/05/20 08:26 AM

El Gobierno prorrogó la prohibición de despidos por 60 días

Las empresas no podrán dejar gente sin trabajo bajo las causas de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo

Por Redacción

El gobierno nacional conducido por Alberto Fernández hizo oficial la extensión por 60 días de la prohibición para realizar despidos por parte de empresas.

Según se explica en el Boletín Oficial, es una medida extraordinaria que viene de la mano con la crisis en la economía nacional, que es derivada por la pandemia del coronavirus.

El decreto de necesidad y urgencia número 487, lleva la firma del mandatario nacional Alberto Fernández, el Jefe de gabinete Santiago Cafiero y todos los ministros que integran el gabinete nacional.

En los considerandos de la nueva norma se señala que el gobierno de la Nación decidió prorrogar la prohibición de efectuar despidos sin justa causa. Esto tiene como objetivo la continuación de medidas dirigidas a mantener los ingresos y el empleo de la población.

Recordemos que la primera prohibición de despidos fue instaurada el 31 de marzo de 2020 a través del decreto de necesidad y urgencia 329. La misma tenía un plazo de 60 días, es decir, contemplaba la extensión completa de la primera etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

La normativa que es rubricada partido del día de hoy, incluye la prohibición de efectuar suspensiones con las mismas causales, quedando exceptuadas aquellas que se efectúen en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. Esto quiere decir las que fueron pactadas de manera individual o colectiva u homologadas por la autoridad de aplicación.

En la letra del Decreto que fue publicado se fundamenta la prórroga de la prohibición de efectuar despidos en la puesta en marcha de una "serie de medidas que tienen como objetivo ayudar a las empresas a sobrellevar los efectos de la emergencia, entre ellas, la postergación o disminución de diversas obligaciones tributarias y de la seguridad social, la asistencia mediante programas específicos de transferencias de ingresos para contribuir al pago de los salarios y la modificación de procedimientos para el acceso a estos beneficios".

En otro extracto de la nueva ley se menciona las medidas asistencias a las pymes que buscan garantías públicas con el fin de facilitar el acceso al crédito.