|22/12/20 07:31 AM

El campo enfrenta al Gobierno nacional por la falta de respuestas a sus urgencias

Mario Leiva, representante de Confederaciones Rurales Argentinas en Cuyo, se refirió al documento difundido por la entidad reiterando los problemas de las economías regionales

Una de las legendarias representaciones del campo argentino salió al cruce de la Administración nacional con datos y argumentos certeros del difícil momento que viven, fundamentalmente pequeños y medianos productores agropecuarios. Con un detallado estudio, Confederaciones Rurales Argentina (CRA) emitió una proclama pública para que no solo la escuche el Poder Ejecutivo nacional, sino también la ciudadanía argentina.

Sobresale la acción que coincidió con un duro pronunciamiento a la misma hora en todo el territorio del país. Una cuestión que sorprendió a las carteras de Desarrollo Productivo, de Matías Kulfas, y de Agricultura, de Luis Basterra, que no la esperaban ante la inacción que las otras entidades agrarias muestran en este momento. 

Pero que también indican que la relación del Gobierno con esa área económica productiva sigue tensa y sin caminos claros por lo que significa el campo para la matriz productiva argentina.

Los puntos vertidos en el documento van desde “desatenciones a contingencias climáticas, el daño intencional que le hicieron delincuentes anónimos al campo y que todavía la Justicia no identificó, y mucho menos procesó. En el mismo sentido están las ocupaciones ilegales de campos y todo lo que conllevaron las mismas. Además, se destacan las presiones impositivas en un año de pandemia que ahogaron al campo, como al resto del aparato productivo. Sin dejar de indicarle al Gobierno el tema de los reintegros al campo, la ausencia de políticas en puntos clave de la producción, como la leche, y otros aspectos que lesionaron aún más a las economías regionales”, señalan, entre otros aspectos importantes, desde CRA.

 

Los puntos que muestran el daño al campo

Para interiorizarnos sobre lo que la entidad le está reclamando a la administración de Alberto Fernández, El Ciudadano tomó contacto con Mario Leiva, quien representa a CRA en Cuyo y a la vez es el titular de la Sociedad Rural del Valle de Uco.

Acerca de por qué la difusión del escrito de CRA, Leiva respondió que “este documento, que se conoció al mismo tiempo en todo el país, muestra hechos negativos del Gobierno en este año, que perjudicaron a la democracia, a los valores y al sector agroindustrial”.

“Su expresión tiene que ver con que estamos mezclando las cosas, pero le demuestro con temas que no es así. Por ejemplo, tenemos el impulso de la sanción de la ley de humedales sin criterios ni definiciones de base científica. Pero también tenemos inseguridad rural con casos de lesiones y asesinatos de productores. Y no se deben dejar de lado las múltiples usurpaciones de tierras sin definiciones, ni condenas públicas de las autoridades”, explicó.

 

—¿Cree que hay más hechos delictivos?

—Por supuesto, como la roturas de silobolsas de muchas toneladas. Ahí hay más de 150 hechos, todos sin resolver y sin condena pública. La misma ausencia de pronunciamiento de las autoridades sobre las quemas intencionales de campos productivos. Y le reitero, las usurpaciones de campos, que nadie tiene dimensión del daño que han causado.

 

—Salvo nuestra provincia…

—Es cierto, salvo Mendoza, donde contamos con una ley por iniciativa del diputado Jorge Difonso, que es muy importante solo en la jurisdicción provincial, porque sería importante una ley similar que abarque a todo el país. Porque tenemos también incendios intencionales de forestaciones de pinos, sin condena, resolución, ni reparación. A lo que le agrego ataques a las propiedades privadas rurales, incluyendo tomas con rehenes.

 

—El documento de CRA también apunta a funcionarios nacionales…

—Por supuesto, porque consideramos que habría participación de funcionarios nacionales en usurpaciones de tierras, sin consecuencias ni medidas posteriores sobre su conducta. Todo lo cual es muy grave, no para nuestra CRA, sino para el país.

 

Cortocircuitos permanentes por medidas contra el campo

—¿Qué otros puntos resaltan en el documento?

—La ausencia del Ministerio de Agricultura en las graves emergencias climáticas. Al respecto, tarde y mal porque solo ante reiterados reclamos formales y mediáticos aparece algún gesto de esa cartera. Esto demuestra una ausencia de definiciones y de una política agropecuaria seria y creíble. Todo lo contrario, porque se aplica una suerte de política errática y falaz respecto a los derechos de exportación.

 

—¿Qué ocurre con los temas impositivos?

—Ahí también está todo mal. Fíjese que nuestro documento lo resalta, por ejemplo, en el impuesto a los bienes patrimoniales, que ellos dicen a la riqueza, tiene doble y triple imposición, lo cual nos demuestra la persecución de sus ideólogos hacia el campo. Y también el aumento desmedido del combustible, que daña nuestra principal herramienta, porque ese insumo es vital en la actividad agropecuaria.

 

—Entonces para CRA el tema del campo es grave…

—No, no se equivoque, no es solo para CRA, el tema es grave y así lo ve y lo vive todo el campo argentino y las otras organizaciones. Todos sufrimos, como también dice el documento, reiterados intentos de expropiaciones de agroindustrias privadas emblemáticas mediante procedimientos ilegales. Como también todos sufrimos la incapacidad o falta de política o de interés de concretar la fallida Mesa Argentina Contra el Hambre.