|01/10/20 02:59 PM

Disparos con Taser: “La cantidad de muertes provocadas, son un índice muy bajo”

En una entrevista exclusiva al especialista en seguridad Martín Durán, se conocieron detalles técnicos del arma que se encuentra en el "ojo de la polémica" por la implementación en su uso para fuerzas regulares de vigilancia y prevención

Por Redacción

Martín Durán, experto en seguridad nacional y corporativa, conversó con El Interactivo (ver video al final de la nota) que se emite por Facebook de El Ciudadano, (lunes a viernes 12:30 horas) sobre el uso de pistolas Taser y en el marco del reciente caso de un policía que murió a manos de una persona con un cuchillo en la vía pública.

“Si nosotros entramos a la página del fabricante y analizamos el producto encontramos que es ideal para espacios reducidos y para atacantes con armas blancas, para evitar agresiones para sí mismos o para terceros. Si analizamos el foco donde fue el hecho (del crimen del efectivo de la PFA en Palermo), vemos que hay muchas personas sentadas en la esquina, alta concurrencia de tránsito peatonal y vehicular, por lo que sacar un arma reglamentaria habría sido un daño colateral. Con una pistola Taser se habría podido reducir –al atacante-“evaluó Durán.

En torno a detalles técnicos que hay que conocer de las Taser, el especialista explicó que este tipo de pistolas, “tiene una variación en la distancia de los alambres, cuando se dispara se pone un nuevo cartucho. Cuando se acciona viajan dos arpones, con un cable que tienen entre 4 a 14 metros, eso golpea contra la persona y provoca una descarga. Debajo tiene una cámara con micrófono, con un GPS y chio que da geoposicionamiento en forma permanente. También hace trazabilidad en cuanto al tiempo, disparo, el responsable. El arma tiene un número que va al portador. A su vez el disparo con la Taser se replica en la web del fabricante. Por lo que se pude pedir un back up al fabricante de lo que pasó con ese arma”, detalló Martín Durán.

“En este momento 117 países las incorporaron. Las usan en Uruguay, Brasil, Chile, entre otros. Es un arma eléctrica, que es una segunda posibilidad para la persona que recibe la descarga. Esto hablando técnicamente, no es lo mismo que recibir una descarga que un disparo de una 9 mm. La posibilidad de sobrevida es alta. Cuando usás un arma convencional la bala pasa, puede rebotar, hay daños colaterales”, sostuvo el especialista en seguridad.

“Hay una “regla de los 7 metros”, cuando analizás que atina hacer la policía hasta el desenlace que pasaron 23 segundos, no hay mucho. El policía (Juan Pablo Roldán) camina hacia atrás para sacarlo de la zona (al agresor) de concentración donde están todos comiendo. Lo intenta llevar a la otra esquina, pero cuando retrocede se choca con una moto. Él hace una diagonal y entra en el ángulo de visión de la persona y ahí lo apuñala”, explicó Durán.

“Una persona para tirar una puñalada tarda 19 fracciones de segundo, mientras que el disparador más avezado tarda 23 fracciones de segundo en disparar”.

-¿Si la decisión dependiera de vos dirías “vamos con las Taser”?, le consultaron desde El Interactivo

“Es que si pensás en la vida, sí. Después hay un doble fondo. Si analizás una tonfa es un pedazo de madera, pero si te lo parto en la cabeza es un arma, el fabricante no dice que tengo que pegarle a alguien” aclaró.

“Creo que el personal actuó bien, trató de concretrar la atención en él para evitar la agresión a terceros. Había personas comiendo ahí, también pasaron unas chicas antes. El oficial llama la atención, si hubiera tenido la Taser, la hubiera usado y cae al piso (el atacante). Cuando recibís una descarga comienza un espasmo, te desorientás, no te desmayás y no perdés la parte auditiva. Por eso quedás reducido”, detalló el especialista.

“La Taser no es un elemento heredado, no tenemos otro parecido. Por eso tenemos que hacer capacitaciones a la gente que las usará. Hay situaciones donde no se puede usar, como una salida bancaria, persecución de un auto”, destacó.

“Respecto de las muertes que causa, las armas de fuego han matado a más personas. Usar cualquier arma conlleva el riesgo de que la persona que recibe el disparo pueda morir. Pero si se analiza la cantidad de miles de millones de disparos que se hacen con la Taser y la cantidad de muertes provocadas, es un índice muy bajo” concluyó el especialista.