|17/11/21 05:56 PM

Desde IERAL creen que el Gobierno nacional está "jugando con fuego"

Desde el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana analizaron que al país le costará sobrellevar los próximos años por la marcada crisis económica que atraviesa

El panorama para la República Argentina en términos económicos durante los próximo años se avizora complicado. Tanto, que desde el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) Mendoza sentenciaron que el Gobierno Nacional parece estar jugando con fuego.

Pero la consideración, al contrario de lo que más preocupa a los habitantes gobernado por el presidente Alberto Fernández, no está centrada principalmente en la tan mentada variable inflación.

Según la conclusión de Jorge Day, economista senior del IERAL Mendoza, "luego de las elecciones, el planteo económico para los dos próximos años no es cómo bajar la inflación, sino cómo evitar que se desbande. El mismo planteo se da con el dólar".

 

 

El también profesor de la Facultad de Ciencias Económica de la Universidad Nacional de Cuyo, UNCuyo, reconoció que "el actual Gobierno es uno popular, que descree de las políticas anti-inflacionarias tradicionales. Y es más propenso a aplicar políticas expansivas, intentando mejorar el poder de compra de la población. Pero estaría jugando con fuego, dado el peligro de una mayor inflación que licúe esa mejora.

Actualmente, la economía argentina presenta varias complicaciones para Jorge Day: "Continúa con déficit fiscal con financiamiento limitado. Esto lo hace en un contexto mundial no tan benigno, con posibles mayores tasas de interés. Dólar más caro y menores precios internacionales de los commodities argentinos. Y finalmente vemos como se ha vuelto un Gobierno más débil para tomar medidas poco populares". 

 

 

"En este entorno económico y político complicado, la pregunta es qué rumbo tomará el gobierno luego de las elecciones", alertó. Y adelantó que  "si opta por mantener las políticas expansivas, estaría agregando nafta al fuego. Elevaría el riesgo de una mayor inflación y con un dólar que puede desbocarse. Puede intensificar el congelamiento o el control de precios, con problemas de desabastecimiento", analizó Day.

Otro escenario propuesto por el economista mendocino sería, "de menor agrado para el actual gobierno y que es ser más moderado en los gastos. Y permitir que el dólar oficial vuelva a aumentar a mayor ritmo. Obvio que es un equilibrio difícil, puesto que, si aumenta demasiado, puede generar una aceleración inflacionaria. Será la dura tarea de un equilibrista"

 

 

"Se habla de un pacto social, para reducir las presiones. Sindicatos más cautos en incrementos salariales, y empresarios en precios. ¿Qué aportará el gobierno? A veces, ese tipo de pacto social se lo sostiene con un dólar oficial que se congela. Pero eso no sería posible en estos tiempos, con un dólar oficial que se ha abaratado y con una brecha cambiaria muy alta", reflexionó. 

Concluyendo, para Jorge Day, "se vienen tiempos difíciles, donde la inflación cobra una mayor importancia. Aplicar políticas más expansivas para mejorar la situación económica de la población podría ser contraproducente, con una inflación que se comería nuestros ingresos. En esta segunda parte, el gobierno se hallará bastante limitado para lograr los resultados deseados.