|11/08/21 05:31 PM

COVID-19 | Evalúan no pagarle el sueldo a los que no se vacunen

En el programa El Interactivo hablamos con el abogado laboralista y exministro de Trabajo en Córdoba, Jorge Sappia, quien explicó de qué se trata la iniciativa

Por Redacción

Argentina sigue adelante con la campaña de inoculación y acelera el ritmo de vacunados en todas las provincias. A pesar de ello, se conoció que el 84% de los pacientes que ingresan a terapia intensiva no tienen ninguna dosis colocada.

En este sentido, desde el Estado lanzaron campañas de concientización para que todas las personas que estén todavía con dudas, puedan ir a vacunarse de manera segura con toda la información que necesiten. De esta forma, muchas son las propuestas que se evalúan para que la vacuna no sea una opción, sino una obligación como ciudadano, pero ¿Es posible que sea un deber vacunarse?

En el programa El Interactivo -que se emite por Facebook y YouTube de El Ciudadano, lunes a viernes 12:30- hablamos con el abogado laboralista y exministro de Trabajo en Córdoba, Jorge Sappia, a quien le consultamos la decisión de la UIA que propone no pagar el sueldo a los empleados que no se vacunen:

“Hay que privilegiar el bien común, una sola persona no puede poner en riesgo al conjunto de una sociedad”

Al analizar este tema vemos la situación del empleador, que tiene que cuidar a la salud de la gente que trabaja en su el establecimiento, en cuanto a esto respondió que "el empleador debería determinar que todos se vacunen, en caso de que tenga una inmunodeficiencia, un problema oncológico o alguna situación que ponen en riesgo la vida, la falta de vacuna queda justificada. Ahora, si el trabajador no se vacuna porque no quiere y no hay motivo fundado para que no se vacune, pone en peligro la salud de los otros compañeros, por lo que se le puede impedir que asista a su lugar de trabajo, y si no entra no trabaja, si no trabaja no hay que pagarle" indicó,

Asimismo, expuso su idea de que todo aquel que ponga en riesgo al resto no vacunándose, o llegando de viaje y contagiando "el responsable tendrá que indemnizar, hacerse cargo de los gastos que demande la enfermedad y pagar los daños causados por esa actitud".

“Tal como está planteada la cosa, si el trabajador no da un argumento para no vacunarse no puede trabajar. Me parece bien que estamos generando una obligación de vacunarse. Así como vacunamos a los chicos con la BCG y también en la escuela contra el sarampión por qué no vacunar obligatoriamente al conjunto de la comunidad contra el covid-19" sostuvo el entrevistado.

De acuerdo con muchos especialistas del rubro indicó que puede que el COVID-19 "no sea ni el primero y ni el último virus en aparecer, entonces habrá que armarse con vacunaciones para todo el mundo, sin limitaciones".

La legalidad

Sobre la opción de no pagar el sueldo a quienes no se inoculen especificó: "Así como nosotros no delinquimos porque el Código Penal demanda una condena, lo hacemos también por una obligación moral. Y en este caso estamos moralmente obligados a vacunarnos para cuidarnos a nosotros y al común de la gente, es similar".

—Son vacunas de emergencia, ¿no puede haber un conflicto legal en la obligación?

—Puede haber situaciones especiales que requieran un análisis particular. Pero el fundamento del obrero Pérez para no vacunarse puede ser serio y el fundamento del obrero González puede ser sin razón.

“La resolución 421 del Ministerio de Salud y del Ministerio de Trabajo dicen en uno de sus artículos que las personas que no se vacunan tienen que justificar su actitud basándose en un criterio de buena fe. Hay una norma que nos indica una conducta moral para justificar el no vacunarse. Creo que es un tema que se resuelve analizando caso por caso en función de las razones que cada parte esgrime" aseguró y volvió a agregar que en el fondo "la vacunación debe ser obligatoria".

—Si una persona no se vacuna porque no quiere y lo asiste el derecho universal y el otro derecho universal de proteger a los demás, ¿cuál derecho tiene más preponderancia: el bien común o las libertades individuales?

—Hay que privilegiar el bien común, una sola persona no puede poner en riesgo al conjunto de una sociedad, de un pueblo, una comunidad, un barrio. Creo que mis derechos individuales terminan donde empiezan los derechos de los demás.