|17/09/21 04:31 PM

Cómo repercute en el mundo la crisis institucional de Argentina

Tras las renuncias masivas, el país vive horas decisivas en medio de los escándalos internos que sacuden al Frente de Todos

Por Redacción

Argentina se encuentra convulsionada en medio de la crisis política e institucional que atraviesa el Gobierno nacional por las masivas renuncias de varios funcionarios kirchneristas y la posterior división que significó la derrota electoral en las PASO para el Frente de Todos.

Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior de la Universidad Siglo XXI, habló en el programa El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) y se refirió a las repercusiones internacionales de la crisis institucional que se vive en nuestro país.

-El fuego cruzado ¿es poco probable que impacte hacia afuera?

-"El lunes marcaba que había una suerte de euforia en los mercados, subían las acciones, el dólar se había mantenido y demás, pero el riesgo país no había bajado tanto. Eso porque había un temor vinculado a cómo iba a reaccionar el Gobierno, esencialmente con relación al FMI. El 31 de marzo es la fecha que el Club de París le ha dado al Gobierno para aceptar la propuesta que ha originado los dos pagos, pero que si el 31 no está el acuerdo con el FMI se cae y habría que pagar 2 mil millones más, lo que obviamente nos colocaría en situación de default".

“Claramente el mercado estaba esperando eso. Inmediatamente 24 horas después de la derrota, y algunos aseguran que esa misma noche con las peleas que trascendieron en el búnker del oficialismo, terminaron reconociendo la mayor derrota. Tal como afirma la vicepresidenta (CFK), ese duro golpe no era esperado, particularmente en dos feudos: Santa Cruz y la provincia de Buenos Aires. Empieza allí el tema y luego llega esta situación inédita que estamos viviendo ahora, donde claramente una crisis partidaria se traslada casi hasta convertirse en una crisis institucional", advierte Ponce.

En ese sentido, el especialista sostuvo que “ayer (jueves) se tendrían que haber hecho tres anuncios por lo menos: el aumento de jubilaciones, de pensiones y aumento del salario del empleo público. No se pudieron hacer porque no se sabía si Guzmán iba a estar presente, y si iba a continuar o no. Pero además hemos que si lo de la vicepresidenta fue importante, yo no me imagino ni a Scioli, ni a Cobos o Boudou mandando notas que mandó la vicepresidenta en los períodos que ellos fueron vicepresidentes".

“Pero mucho más insólito es lo de la diputada Vallejos, que lógicamente en tiempos de Néstor o de Cristina como presidentes era inimaginable que alguien del propio bloque saliera a tratar así al presidente de la Nación. Bueno, me parece que esto genera una sensación. Porque tanto lo que dice la carta como lo que dice Vallejos es una diferencia sustantiva en relación al manejo económico. Se habla de que en lugar de repartir el dinero a mansalva se ha privilegiado el déficit fiscal y que esto se habría hecho para cumplimentar los deseos del FMI en lugar del mandato popular", añadió el entrevistado.

“Me llamaron de Estados Unidos, hablo diariamente con gente que está instalada en Wall Street o negociadores nuestros que están con la deuda, había mucha inquietud en relación a cómo termina esta chirinada. Me parece que es posible que si bien se especulaba que el domingo a la noche se diera a conocer, hay quien dice que hoy (viernes) conoceríamos al nuevo Gabinete y habría una palabra del presidente de la Nación. Fíjense la gravedad que en términos internacionales tiene esto, que el presidente tendría que haber estado hoy en México asumiendo el CELAC, después viajar a Estados Unidos a entrevistarse con Biden", aseguró.

Por último, advirtió que "hemos hablado en otras oportunidades, por supuesto que este tipo de cosas no les va a sorprender que vuelvan a traer los peores fantasmas, los fantasmas que dicen que por más de que acordemos con el FMI, por más de que acordemos con el Club de París, somos incumplidores seriales. Hay una sensación de mucha conflictividad, por más de que tenemos muchas oportunidades permanentes y nos damos tiros en los pies".