|12/11/21 09:43 AM

Comenzó la veda electoral: qué se puede hacer y qué no

En la recta final a las elecciones generales, queda restringida la actividad nocturna y la venta de alcohol, entre otros aspectos

Por Redacción

Este viernes comenzó la veda electoral, luego de intensos debates y declaraciones de último minuto. De esta forma, los candidatos a legisladores no podrán realizar actividades de campaña, en la recta final a las elecciones generales.

El artículo 71 del Código Nacional Electoral indica que, en estas 48 horas previas y hasta las 18 del próximo domingo, tampoco se podrá "realizar actos públicos de proselitismo y publicar y difundir encuestas y sondeos preelectorales".

También queda prohibido "ofrecer o entregar a los electores boletas de sufragio dentro de un radio de ochenta metros (80 metros) de las mesas receptoras de votos, contados sobre la calzada, calle o camino".

Las redes sociales, como Facebook, Instagram y Twitter, no están contempladas por la legislación vigente, por lo que allí sí se podrá observar contenido altamente político. 

 

Qué se puede hacer y qué no durante la veda

Vale recordar que desde las 20 del sábado 13 y hasta las 21 del domingo, estará prohibida la venta de bebidas alcohólicas

En cuando a bares y restaurantes, podrán atender al público hasta las 23.59 del sábado

No estarán permitidos los espectáculos populares al aire libre o en recintos cerrados y toda clase de reuniones públicas que no se refieran al acto electoral.

Por último, desde el viernes y durante el día de la votación, estará prohibido portar banderas, distintivos o insignias partidarias.

 

Flexibilizan protocolos sanitarios 

Gustavo Mason, subdirector de la Cámara Nacional Electoral, indicó en El Interactivo que los comicios de este domingo no serán iguales a los que se desarrollaron en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Aseguran que, debido a los protocolos sanitarios por el COVID-19, se generó mucha demora para emitir el voto, lo que derivó en que muchos terminaran abandonando los establecimientos. 

Frente a esto, habrá más flexibilidad: podrán formar una fila en cada mesa, para evitar que se formen colas fuera de los centros de votación.