|19/11/21 07:39 PM

Caso Lucas: Espert apuntó contra Larreta y pidió "que se haga responsable"

En diálogo con 'El Ciudadano', el economista y diputado nacional electo, repudió el crimen del joven futbolista y pidió "cárcel o bala" para los culpables

La muerte de Lucas González luego de ser baleado en la cabeza por policías de la Ciudad de Buenos Aires sacudió al país. En un mano a mano con El Ciudadano, el diputado nacional electo por Avanza Libertad por la Provincia de Buenos Aires, José Luis Espert, se refirió al asesinato del adolescente.

Las opiniones de Espert con respecto a temas vinculados a la Seguridad han sido contundentes. Recientemente, el economista aseguró que era necesario "cárcel o bala" para los delincuentes.

Al respecto del crimen del joven futbolista de Barracas Central de 17 años, el legislador electo aseguró que se trata de un hecho "horrible".

"Espero que (Horacio Rodríguez) Larreta se haga responsable de tener una Policía que, si es cierto que ha matado con gatillo fácil, merezca toda la condena", sostuvo.

 

 

Durante la charla con El Ciudadano enfatizó que desde su espacio político "estamos contra el delincuente, a favor de los inocentes. Así que, si en este caso hubo un caso de gatillo fácil, el delincuente es el policía que hay que meterlo preso. La Ley es pareja acá es cárcel o bala para el delincuente, sea policía, presidente, legislador, candidato o un ciudadano común, lo que sea".

Consultado sobre qué opinión le merece que el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires Sergio Berni y la extitular de la cartera de Seguridad nacional Patricia Bullrich no emitieran posturas sobre el asesinato del adolescente, Espert fue contundente: "De Patricia puede extrañarme, pero de Berni no me extraña. Es un payaso, un inútil que debería estar hace rato fuera del ministerio de Seguridad de la Provincia".

Sin embargo, aclaró que el crimen del futbolista "es un caso que le corresponde a Larreta" o al ministro de Seguridad de CABA, Marcelo D'Alessandro.

 

El economista habló con El Ciudadano.

 

El caso

El hecho que desencadenó en el asesinato del adolescente que jugaba en las inferiores de Barracas Central ocurrió el miércoles luego de que el joven y tres amigos, que habían ido a probarse, salieran en un Volkswagen Suran azul.

Los muchachos se detuvieron en un kiosco y, poco después, al frenar en un semáforo en rojo fueron interceptados por policías de la Ciudad de Buenos Aires que estaban vestidos de civil.

Según reconoció uno de los sobrevivientes en declaraciones a medios nacionales, “bajan así chorros, tipo a robarnos, a apuntarnos así ya con arma en mano, y estaba de frente Lucas, encima tenía la ventana abierta”.

 

Lucas González tenía 17 años y era futbolista de Barracas Central.

 

El muchacho indicó que creían que iban a robarles “porque no parecían nada policías”.

Ante este escenario, y según la versión del adolescente, cuando el conductor intenta doblar, escuchó varios disparos y ahí Lucas resultó herido de gravedad.

Por su parte, el alerta emitido por oficiales de la Comisaría Vecinal 4C sostiene que los jóvenes se habrían negado a ser identificados, dando inicio a la persecución y tiroteo. En el cruce de Alvarado y Perdriel, lograron detenerlos.

Desde un primer momento, los familiares de Lucas aseguraron que el adolescente fue víctima de un caso de “gatillo fácil”.