La Plata, Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|02/06/20 08:25 AM

Caso Fernando: la sangre que complica a dos de los rugbiers

Los elementos hallados hacen tomar fuerza a una investigación judicial que parecía haber quedado en un punto muerto

Por Redacción

Los argentinos solo hablaban de esto: el brutal crimen contra un joven en una hermosa localidad balnearia de la costa atlántica. Y pasados seis meses pareciera que todo quedó en el olvido, sin embargo la justicia sigue su andar para intentar determinar qué fue lo que sucedió.

El resultado de una pericia de ADN complicó la situación a dos de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido en el mes de enero en la localidad balnearia de Villa Gesell en la provincia de Buenos Aires.

Estas prácticas de laboratorio fueron solicitadas por la fiscal que lleva adelante la investigación del asesinato: Verónica Zamboni.

Según el documento firmado por peritos fue hallada sangre de Fernando en la camisa de uno de los detenidos y rastros genéticos por debajo de una uña de otro de los acusados, que están bajo detención.

Ocho de los rugbiers siguen detenidos

Según indica el informe pericial, Matías Benicelli (20 años) tenía sangre de Fernando en su camisa, la cual estaba mezclada con su propio rastro hemático.

En otro de los puntos se logró determinar que debajo de la uña del dedo meñique de Blas Cinalli (18 años) también fue encontrada sangre de Fernando.

Quedó en espera otro resultado esperado por los abogados de la querella, que tiene que ver con una scopometría realizada en la zapatilla que sería de Máximo Thomsen. Según los investigadores, este elemento podría haber sido el que dio muerte a Fernando Baez Sosa en la noche del 18 de enero.

Por el caso continúan detenidos en la ciudad de La Plata imputados como coautores Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (19), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Benicelli (20), Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20); del delito de 'homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas' llevado a cabo en las puertas del local bailable Le Brique de Villa Gesell.

Además, otros dos jóvenes Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), fueron excarcelados pero todavía se encuentran involucrados en la causa bajo la calidad de 'partícipes necesarios'.

 

La muerte de Fernando

El asesinato a Fernando Báez Sosa fue llevado a cabo a las 4:40 de la mañana del sábado 18 de enero en inmediaciones del ingreso del boliche Le Brique en la ciudad de Villa Gesell. El muchacho fue atacado a patadas y a golpes de puño por un grupo de jóvenes.

Este feroz ataque quedó registrado por varias cámaras de seguridad y teléfonos inteligentes de personas que estaban en el lugar lo que derivó con la inmediata detención de los 10 rugbiers que habían alquilado una casa en las cercanías.

El pedido de justicia de la familia.

La difusión del material audiovisual por los medios de comunicación conmocionó a la sociedad argentina, que llevó a cabo el reclamo por un rápido esclarecimiento del caso por parte de las autoridades judiciales

Prácticamente la totalidad de las páginas impresas, el aire de las radios y las pantallas de los canales de noticias tenían como tema central la muerte de Fernando, sin embargo al agravarse la situación sanitaria mundial con la pandemia de coronavirus, quedó fuera de la agenda mediática.