|14/10/21 05:53 PM

Buscan congelar el precio de productos hasta enero: cómo impacta en la economía

En el programa El Interactivo hablamos con Juan Valerdi, quien analizó la decisión y explicó que es "pan para hoy y hambre para mañana"

Por Redacción

Las consecuencias económicas que la pandemia ocasionó en muchos sectores tardarán meses en reconstruirse, incluso a pesar de que la normalidad volvió en casi todas las actividades, la restructuración y crecimiento -según especialistas- demorará años.

Es por eso que para paliar algunas de estas problemáticas el Gobierno nacional impulsó una serie de medidas para ayudar al que el consumo aumente y  que algunas familias puedan acceder a productos básicos a un precio más barato. Así el Ejecutivo realizó un acuerdo con empresas que congelarán el precio de 1.200 productos hasta enero.

En el programa El Interactivo -que se emite por Facebook y YouTube de El Ciudadano de lunes a viernes a las 13- hablamos con el economista, Juan Valerdi, quien analizó la medida.

 “La pandemia fue un problema para el Gobierno cuando para mí fue una oportunidad desperdiciada”

Sobre esta decisión opinó: "Esta medida no la puedo aplaudir, porque en realidad es un parche, un parche en medio de un proceso electoral luego de las PASO, no creo que entusiasme a los millones de votantes que no fueron a votar en su momento en septiembre".

Asimismo, indicó que lo que hay que hacer "son medidas de fondo" en donde las provincias también sean parte, porque "el control de las medidas relacionadas con la lucha desmedida de precios siempre debería estar acompañada de municipios y gobernadores".

En cuanto a la situación económica manifestó que la Argentina está en medio de un ajuste. Hay ajuste fiscal y macroeconómico, el fiscal "se hace desde el Estado; cuando los recursos del año pasado a este subieron 75% y el gasto 30 y dentro de ese gasto subieron los subsidios económicos que pagan tarifas de servicios públicos", indicó el entrevistado.

Por su parte ejemplificó que el ajuste macroeconómico "es lo que está ocurriendo desde hace más de un año y medio cuando el salario real no sube, sino que sigue bajando. El mercado interno no repunta y a los únicos que les va bien son a los grandes exportadores y grandes formadores de precios de la canasta básica".

En tanto, sostuvo que se necesitan "tomar decisiones de fondo que reviertan las de los últimos años, eso no lo estoy viendo ni siquiera con la excusa de  las elecciones" y agregó: "Se podría haber hecho con mucha facilidad en el primer momento de la pandemia y la cuarentena, donde la imagen del Gobierno estaba en el 70% positiva, pero hizo exactamente lo contrario, la pandemia fue un problema para el Gobierno cuando para mí fue una oportunidad desperdiciada".