Argentina
Mendoza, Argentina

|01/10/20 02:50 PM

Aseguran que la asistencia estatal es "un parche" para la pobreza

Especialistas advierten que las cifras difundidas por el INDEC eran esperables y que reflejan un problema estructural del país

Por Redacción

Este miércoles, desde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) se divulgaron las lamentables cifras de pobreza, que afectan a Mendoza y al país.

En el Gran Mendoza, el índice de pobreza alcanzó al 41,5% de la población y la indigencia llegó al 8,8% en el primer semestre del 2020, influenciado por la grave emergencia sanitaria que atraviesa el país, a raíz de la pandemia de coronavirus.

Según informó el INDEC, 425.034 mendocinos viven en la pobreza y 89.627 son indigentes, por lo que en un año la provincia sumó 43.741 pobres y 23.066 personas que viven en situación de indigencia.

De esta forma, el 31% de los hogares mendocinos está bajo la línea de pobreza, mientras que la media nacional se ubica en 30,4%.

 

Cifras lamentables, pero esperadas

Eduardo Donza, sociólogo e investigador del observatorio de la UCA, analizó estas cifras en diálogo con El Interactivo. “Son datos esperados, lamentablemente. Nuestras estimaciones daban valores cercanos".

Aseguró que las cifras derivan de un problema estructural de Argentina y que, si bien en parte amortigua la asistencia del Estado, este sistema "es extenso". "Amortigua pero es poner un parche", aseguró.

 

Tenemos un problema serio en el mercado laboral, la posibilidad de generar trabajo genuino, bien pago. Eso es un problema estructural, porque la estructura productiva es la que tiene problemas", destacó.

En la misma línea, agregó: "Tenemos que tomar estos datos seriamente para desarrollar políticas de estado, que no solo tengan en cuenta al sistema político, sino a los empresarios y trabajadores. Los formadores de precios deben estar, porque la inflación es un problema serio, sobre todo para los niveles de pobreza o de indigencia. También algún formato de inversores, porque en Argentina tenemos problemas desde hace tiempo por no tener inversiones genuinas".

Además, aseguró que es importante "el sistema universitario, tenemos que generar productos, bienes y servicios que sirvan no solo en el país sino también en el exterior. Todos los que se sientan en esa mesa, deben saber que van a perder algo".

Por último, el investigador remarcó que "las economías regionales no pueden depender de la política de cambio, por eso la necesidad de estudios académicos como en el INTA o el INTI, para que se desarrollen las economías regionales. Sino tenemos capitales muy grandes donde migran las familias, porque no tienen trabajo, eso hoy sanitariamente es un problema. Como país tenemos que acordar todo eso”.