|11/12/20 01:10 PM

Diputados aprobó el Plan de los 1000 Días: ¿en qué consiste?

El proyecto obtuvo media sanción, con un importante respaldo de todos los bloques. Los principales puntos de la normativa 

Por Redacción

 

Al igual que el proyecto sobre la interrupción voluntaria del embarazo, se aprobó en la Cámara de Diputados el Plan de los 1000 Días, que establece una protección integral a la mujer embarazada y al niño durante los primeros tres años de vida.

La iniciativa fue aprobada, en la mañana de este viernes, por 196 votos a favor, ninguno en contra y cinco abstenciones (todas del bloque PRO: Jorge Enríquez, Alicia Fregonese, José Luis Patiño, Francisco Sánchez y Héctor “Tito” Stefani), en una sesión especial que demandó 22 horas de debate. 

Ahora el proyecto fue enviado al Senado para su tratamiento. 

 

¿En qué consiste el Plan de los 1000 días?

El proyecto de Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, fue enviado al Congreso por el presidente Alberto Fernández, en el mes de noviembre. 

El mismo apunta a bajar la mortalidad, malnutrición y desnutrición, además de prevenir la violencia, protegiendo los vínculos tempranos, el desarrollo emocional y físico y la salud de manera integral de las personas gestantes y de sus hijos e hijas hasta los tres años de vida.

Entre otras cosas, establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral, que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años.

Extiende, al mismo tiempo, la Asignación Universal por Embarazo (AUE), que pasará de tener seis mensualidades a nueve, para abarcar la totalidad de la gestación.

También se amplía el pago por Nacimiento y por Adopción a las personas beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que hasta ahora están excluidas de este beneficio.

Prevé, por otro lado, la provisión gratuita y pública de insumos esenciales (como leche, vacunas, entre otros) durante el embarazo y para la primera infancia, coordinando y ampliando los programas existentes, y la creación del Sistema de Alerta Temprana de Nacimientos y el Certificado de Hechos Vitales, con el objeto de garantizar el derecho a la identidad de las niñas y niños recién nacidos.

Entre otras cosas, garantiza el derecho a la protección en situaciones específicas de vulnerabilidad, tanto para niños que necesiten cuidados especiales como para embarazadas que cursen una gestación de riesgo.