|16/11/21 04:36 PM

Amante condenada por extorsión: le exigía plata para no delatarlo

Ante el temor de que su esposa se enterara de lo sucedido,  la víctima le entregó dinero mediante transferencias bancarias 

Por Redacción

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 22 condenó el viernes pasado a una mujer a tres años de prisión en suspenso por extorsionar a su amante y obligarlo a transferirle dinero a cambio de que ella no le cuente a la esposa los encuentros íntimos que mantuvieron. 

Un hombre le entregó 55 mil pesos a su amante, quien bajo amenaza de con contarle a la esposa sobre la relación amorosa clandestina que tenía con la víctima, obtuvo el dinero.

Además, el juez de la causa agregó a la condena la obligación de la mujer de abstenerse de promover todo tipo de contacto por cualquier medio con el querellante, su familia y entorno.

Los mensajes extorsivos eran mediante WhatsApp y la víctima le entregó la suma de 55 mil pesos a través de tres transferencias bancarias mediante la utilización de frases de tono amenazante.

La acusada asustaba al hombre con revelarle a su pareja de sus encuentros íntimos y de divulgar los audios que intercambiaron en su ámbito laboral.

Transferencia de dinero

El pago del dinero de las extorsiones se realizaron en tres transferencias bancarias, la primera (de 5 mil pesos) fue luego del 26 de marzo de 2019 coordinaran un "encuentro íntimo que no se concretó, por lo que la imputada comenzó a enviarle mensajes de whatsapp solicitándole que por lo menos le abonara el Uber que ya había abordado porque si no le contaría de sus encuentros a su mujer".

Dos días después, el hombre recibió un mensaje en el que la imputada "le manifestaba que necesitaba dinero urgente porque su padre estaba enfermo".

"Lleguemos a un acuerdo, vos me depositas tanta plata y yo borro todos los mensajes, audios y me olvido del Facebook de tu mujer, no te jodo más", prometió ella, pero no cumplió. Allí recibió 15 mil pesos.

El 1 de abril, la imputada –otra vez por whatsapp- "le hizo saber que su padre había fallecido, que necesitaba dinero para el velorio y que no había borrado los mensajes y audios que tenía".

El hombre accedió y le transfirió 35 mil pesos, creyendo que todo terminaría allí, sin embargo, no fue así, puesto que una semana después "la imputada le volvió a escribir, diciéndole que necesitaba dinero hasta que encuentre un trabajo".

Ante la negativa del hombre, ella le advirtió: "fijate cuánto vale mi silencio".

El fallo no explica qué ocurrió a nivel personal con la víctima, no obstante sí consigna que tras ese último episodio realizó la denuncia y la causa llegó a la etapa del juicio oral.

Todas estas conversaciones junto con los movimientos bancarios fueron incorporados a la causa para demostrar cómo había sido la maniobra.

Si bien la condena a la mujer es a tres años de prisión en suspenso no irá detenida), si debe cumplir una serie de reglas de conducta y debe pagar el costo del proceso.

Además, debe abstenerse de tener todo tipo de contacto por cualquier medio con el hombre, su familia y su entorno.