|23/01/21 09:50 AM

Advierten que el golpe de calor puede ser mortal

Aconsejan tomar extremas medidas de prevención en niños, deportistas y adultos mayores.

Las altas temperaturas bajo las cuales está sumida gran parte del país desde hace varias jornadas podrían tener efectos mortales de no tomarse las extremas medidas preventivas ante el denominado golpe de calor. Sobre todo en Mendoza, donde las máximas han llegado a los 37 grados e incluso podría ser un poco más altas.

Así lo advirtió el médico mendocino Félix Eduardo Nallim quien explicó que los problemas para la salud comienzan a observarse cuando las temperaturas en el ambiente superan los 36 grados 6, que es la referencia del organismo en cualquier persona sana.

El presidente de la Caja de la Salud Mendoza, explicó que “es importante explicarle a la población que sobre todo los adultos mayores deben tomar por día entre un litro y medio a dos de agua por día. Es decir entre 8 y 10 vasos de agua diarios como si estuviesen tomando una medicación”.

 

 

Además el médico gerontólogo indicó que “otro asunto importante que se debe considerar es que la población debe tener muy en cuenta la temperatura que nos indica el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Por eso es que siempre hablamos de un semáforo donde decimos que el nivel 0 es el verde cuando la temperatura ambiente no ha superado los 36 grados 6”.

Nallim continuó: “Luego vemos que sigue en un nivel 1, que es cuando en el semáforo observamos lo que explicamos como la luz amarilla que nos marca el momento en el que deberemos tomar determinadas precauciones ante la aparición de determinados síntomas. Y un nivel 2, que sería el de un semáforo en rojo cuando la temperatura ya ha superado los 38 y 6 grados o cuando un durante un par de días está por encima de los 36 con 6 que coincide con la de nuestros organismos”.

Ante esos casos, el también titular de la Asociación Gerontológica Argentina, AGA, recomendó que “se debe seguir tomando la mayor cantidad de agua posible, vistiendo ropa cómoda, clara y considerando que si se debe salir de casa en horarios no recomendados, entre las 11 y las 16, la vestimenta deberá ser de mangas largas y pantalones largos con el fin de evitar una mayor deshidratación”.

 

 

En ese sentido apuntó que “también es aconsejable para los deportistas que les gusta salir a correr en horarios inadecuados que sepan que eso es muy peligroso. Si la persona comienza a tener algún síntoma de que está sufriendo un golpe de calor, que no es lo mismo que insolación que se produce cuando estamos expuestos al Sol en la playa o en la pileta, es debido a que no tiene la posibilidad de transpirar y de esa manera eliminar calor del cuerpo”.

En el caso de los adultos mayores Nallim ilustró que son más afectados generalmente debido a que “hay un trastorno en la regulación de la temperatura y un trastorno en la regulación de la sed. Por lo general no tienen sed y en consecuencia no toman agua y en algunos casos siempre sienten frío por lo que algunas personas ancianas con unos 38 grados de temperatura ambiente piden tener un pulover”.

 “Esto ocurre porque tienen una mala regulación a nivel cerebral tanto de la temperatura como de la sed. Ante esos casos lo indicado es ventilar el ambiente, desnudar al paciente, ponerle paños de agua fría en la frente, en las axilas, en el cuello, en la ingle y mientras tanto llamar a un servicio de emergencias para que se tomen otros tipos de medidas porque un golpe de calor puede ser mortal”, alertó.

 

 

En el caso de que el adulto mayor pida tomar otro tipo de bebidas ante que agua el profesional de la salud reiteró que “lo ideal es el agua y no hay necesidad de tomar otros productos que están edulcorados o que tienen sales porque hay que ser cuidadosos, sobre todo con los viejos”. 

Considerando al grupo de riesgo completo el médico señaló que “en esta época se debe tener en cuanta a los niños, a los deportistas y a los viejos. Esos son los tres grupos que van a sufrir trastornos en la regulación el calor. Pero los deportistas lo hacen sabiendo que se están arriesgando. Salir a correr entre las 11 y las 16 es exponerse a un riesgo innecesario”, remarcó Nallim.