|27/08/19 09:05 AM

El presidente recibe a la Iglesia para analizar la situación social

Los referentes religiosos le pedirán a Mauricio Macri que atienda a los sectores más vulnerables

Por Redacción

Tras la derrota de las PASO y en medio de un complicado escenario político y económico, el presidente Mauricio Macri recibirá este martes a la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

El encuentro, que se da en el marco del diálogo que el Gobierno mantiene con los distintos sectores, será a las 10 en Casa Rosada. Durante la reunión se prevé que las partes analicen la situación social y que los religiosos planteen la necesidad de atender a los sectores más vulnerables.

Además del Presidente, participará de la reunión el jefe de Gabinete Marcos Peña y el secretario de Culto Alfredo Abriani. Mientras que la Iglesia estará representada por el presidente de la CEA y obispo de San Isidro Oscar Ojea, su vice, el arzobispo de Buenos Aires Mario Poli, y el secretario general, el obispo de Chascomús Carlos Malfa.

Fuentes episcopales indicaron que el encuentro forma parte del diálogo que la Iglesia sostiene con todos los sectores “para poder intercambiar ideas sobre la situación social, insistiendo en la atención a los sectores más vulnerables”. Mientras que desde el Gobierno manifestaron que “hay coincidencia con la Iglesia en cuidar a los argentinos durante el proceso electoral”, indicó Radio Mitre.

El encuentro de este martes se da luego de la reunión que la semana pasada mantuvo la cúpula de la Iglesia con el candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández, que se impuso por 15 puntos sobre Macri en las elecciones primarias.

Luego de dicha reunión, la Iglesia indicó en un comunicado que analizaron “la delicada situación socioeconómica que afecta a los argentinos” y pidieron que “se trate especialmente de cuidar el bien común privilegiando a los pobres, que son los que más sufren”.

El último encuentro entre la Iglesia y el Gobierno fue a principios de abril pasado, en un encuentro en la sede la Conferencia Episcopal del que participaron, de parte del Ejecutivo, el jefe de Gabinete y el secretario de Culto. Durante la reunión coincidieron en la necesidad de trabajar para un “diálogo fructífero y auténtico para afrontar los desafíos que presenta la situación actual”.