|16/11/17 04:00 PM

Cristina Kirchner salió a despegarse de las coimas del Fútbol para Todos

Por Redacción

Cristina Kirchner salió a despegarse del escándalo por el pago de las coimas del Fútbol para Todos, que Alejandro Burzaco contó, en el marco del FIFAgate, que pagó a ex funcionarios kirchneristas.

La senadora electa de Unidad Ciudadana tomó distancia del tema, luego de que su nombre fuera mencionado por el ex CEO de Torneos ante un tribunal en Nueva York.

Burzaco relató que su mano derecha, Eladio Rodríguez, utilizaba apodos para identificar a los beneficiarios de los sobornos y en el caso de los funcionarios kirchneristas se anotaban con el nombre de "Cristina", según publicó La Nación.

 

 

Sin embargo, al ser consultado por el fiscal Samuel Nitze respecto a si pagó sobornos a la entonces jefa de Estado argentina, Burzaco respondió: "No, señor".

Vía Twitter, la ex presidenta salió a cuestionar que su nombre haya sido ligado al escándalo de las coimas por los derechos de la televisación del fútbol.

 

 

Ayer, Pablo Paladino, ex coordinar del FpT y uno de los acusados de haber recibido 4 millones de dólares en coimas, afirmó que "Zannini, Máximo Kirchner, Cristina Kirchner, eran los que se sentaban con Grondona y discutían".

Esta mañana, Víctor Hugo Morales salió a reivindicar el FpT como una "política pública maravillosa" y minimizó las denuncias de Burzaco.

Aunque aclaró: "Por supuesto que Grondona cuando tuvo que sellar los acuerdos, lo hizo con el Gobierno", respecto de con quien negociaba el fallecido presidente de la Asociación del Fútbol Argentino.

El otro acusado de recibir sobornos fue Jorge Delhon, quien se suicidó luego de que trascendiera la noticia sobre la acusación de Burzaco de haberle pagado coimas.

Mirá también...

 

 

Por el momento, la ex mandataria salió a desligarse del escándalo y aprovechó para cargar contra los medios de comunicación y el Poder Judicial, como es habitual.

Por su parte, el fiscal Gerardo Pollicita, evalúa presentar un pedido de indagatoria de los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Juan Manuel Abal Medina, y también de los responsables de las empresas que manejaban los derechos de transmisión de eventos futbolísticos, por los que el Estado pagó en dos años U$S 33.050.000 a la empresa “TyC International BV".