|15/10/17 09:27 AM

Qué dirá Boudou en la próxima audiencia del juicio por Ciccone

Por Redacción

El ex vicepresidente Amado Boudou quiere seguir hablando, siempre atado al manual de su supuesta inocencia en el caso Ciccone. En su próxima declaración, según se pudo saber de fuentes de su entorno, volverá a insistir que no tuvo relación con Alejandro Vandenbroele, su inquilino más incómodo. Y se explayará sobre los "dueños" de The Old Fund, una de los puntos más flojos de la investigación judicial.

 

Boudou tiene previsto volver a declarar en la próxima audiencia, postergada para el 31 de octubre. En privado, está convencido que el juicio se "apuró", por impulso del Gobierno, para mostrar su foto en Comodoro Py antes de las elecciones. Sus abogados alimentan su bronca: sostienen que "el intervalo" de tres semanas es injustificado y responde a necesidades personales de los jueces del TOF 4.

 

A diferencia de otros ex funcionarios kirchneristas, el ex vicepresidente no se considera un "perseguido" del gobierno de Mauricio Macri. Sus "enemigos" están en otro lado.

 

En su próxima intervención, Boudou volverá a cargar sobre la familia Ciccone. "Me acusan de quedarme con el 70% de las acciones (de la ex Ciccone), pero en el juicio sólo está representado el 50% (por Nicolás)", se queja cuando hace un repaso de todo el proceso judicial. Su declaración apuntará a otros os integrantes del clan: Silvia Ciccone y Guillermo Reinwick, uno de los yernos de Nicolás Ciccone. "El lo trajo a Vandenbroele, yo no", le endilga al empresario gastronómico.

 

Para ordenar la historia, preparó varias cartulinas blancas y anota nombres y fechas en fichas de cartón, cuentan aquellos que lo visitan en su departamento de Madero Center. Las mismas fuentes dicen que pasa horas leyendo la causa judicial en su escritorio con vista al hotel Hilton, y expedientes administrativos vinculados al juicio.

 

Pese a su situación judicial extrema, el ex vicepresidente mantiene cierto optimismo sobre su futuro cercano. Dice que en la calle "le va bien". Esta semana, por ejemplo, salió a comer con el ex piquetero Luis D'Elía, uno de sus aliados circunstanciales. No habría recibido insultos. Solo indiferencia./ Fuente: Infobae