|16/06/20 07:15 AM

Gremios en pie de guerra con Capital

Empleados de la comuna, apoyados por ATE y el SUTE, realizarán protestas en reclamo de mejoras salariales y condiciones laborales. Fuertes críticas a las gestiones provincial y municipales

Desde mediados de la semana pasada, empleados de diferentes áreas del municipio de Capital llevan adelante medidas de fuerza con diferentes modalidades. Denuncian el incumplimiento de acuerdos salariales que se habrían hecho al inicio de la cuarentena de la pandemia del COVID-19. Además de la falta del llamado a paritaria y soluciones a condiciones laborales. El epicentro es el lugar que ocupa hoy la estructura municipal capitalina en lo que fue el predio de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), frente al cerro de La Gloria.

En ese sitio, los trabajadores, apoyados por ATE, hicieron el mayor foco de protesta. Hasta que el sábado pasado, la fiscal María Mercedes Moya ordenó a la Policía el desalojo del lugar, procedimiento que se dio con fuerte resistencia por parte de trabajadores, gremialistas, gases lacrimógenos, heridos y contusos. Lejos de dispersarse, los empleados se instalaron en las puertas del predio y ahí continúan con la protesta.

Por su parte, las autoridades de la Municipalidad de Capital prefirieron el silencio, cuando se le solicitó su posición con respecto al conflicto. El intendente Ulpiano Suarez, solo se limitó anunciar el pago escalonado de la primera cuota del sueldo Anual Complementario (SAC). Punto que se agregó al reclamo de los municipales.

Municipales denuncian salarios que no superan los $12.000

Desde expredio de la UCIM, el secretario general de ATE Mendoza, Roberto Macho, detalló: “Son trabajadores municipales que están pidiendo blanqueo al básico de revista con un aumento. Hoy están cobrando entre $9.000 y $13.000, cifras por los que ellos y sus familias pasan hambre, porque precisamente están por debajo de la canasta de pobreza. Ante esto es que llevan adelante medidas de fuerza que consisten en retención del servicio en cada lugar, como esta base y en la que está entre las calles Las Heras y Belgrano, de proveedores”.

Al momento de detallar el desalojo del sábado, el dirigente gremial dijo: “Aquí los trabajadores protestaban en sus lugares de trabajo, fueron desalojados por la Policía y los tienen afuera totalmente desprotegidos, sin las medidas de bioseguridad que corresponden. Estamos hablando de compañeros que trabajan 40 horas semanales y cobran por debajo de los $12.000. Son obreros municipales que trabajan desde la primera hora de la pandemia en cada uno de su puesto de trabajo, con la promesa de un acta paritaria por un aumento salarial. Acta paritaria que no se cumplió, no solamente eso, sino que se le rebajó el salario trabajando en la pandemia. El intendente quiere ocultar el sol con las manos inaugurando ciclovías, o libros virtuales, cuando la verdadera realidad está en los trabajadores municipales que recolectan la basura, limpian la calle, cuidan a la gente, como los compañeros preventores de ciudad. Todos necesitando un digno salario que el intendente se los está negando”.

Todos los estatales expresaron solidaridad a los municipales

En el predio municipal del parque se hicieron presentes casi todos los gremios estatales de la provincia. Ahí no solo mostraron solidaridad, también ratificaron medidas de fuerzas con diferentes modalidades para toda la semana y un denominado caravanazo estatal para el próximo jueves. Como lo delineó el secretario general del Sindicato Unidos Trabajadores de la Educación (SUTE), Sebastián Henríquez: “Reiteramos que el frente unidad estatal el próximo jueves 18 de junio realizará un gran caravanazo. Antes, los sindicatos protestarán con distintas modalidades, ATE hará paro y SUTE retención de tareas. Los trabajadores judiciales, de casinos y otros sindicatos, todos, vamos a estar haciendo una gran movilización que terminará en una concentración en Casa de Gobierno. Con distanciamiento y todas las medidas de prevención sanitarias. Ahí exigiremos al Gobierno la apertura de paritarias inmediata para discutir salario, condiciones de trabajo y pago en término del aguinaldo. Además de poder discutir la situación de los recursos de la provincia y que deje ajustarse a los trabajadores estatales”.

En otro tramo de sus expresiones, el dirigente gremial docente, reflexionó, “el gobierno falta el respeto y no tiene consideración a quienes sostenemos el Estado. Se olvida fácilmente que, durante toda esta pandemia en cada repartición del Estado, estuvo y está un empleado que han garantizado un derecho. Derecho a la educación, a la salud y a la justicia, es decir que, en cada derecho de población, hay un trabajador del Estado detrás. Por lo tanto, aquí el trabajador no está mendigando nada, pide que el Estado se siente a discutir con nosotros la situación que estamos viviendo y cómo mejorarla. Eso, con el único canal de diálogo, la paritaria”.

Finalmente, y a la hora de responder sobre el regreso a las clases presenciales, Henríquez, aseguró: “Es fundamental que se convoque al gremio de los docentes para elaborar un protocolo, sino vamos a tener conflicto. Ya se equivocaron demasiado cómo armar el sistema no presencial, como para que ahora se quieren dar el lujo de equivocarse en el medio de una pandemia. Lo primero que debería hacer el director general de Escuelas es convocar a todos los implicados, fundamentalmente al sindicato para que podamos discutir todas las condiciones de trabajo, cómo sería ese retorno y todo eso en el marco de la discusión nacional”.