|02/03/21 07:25 AM

Viñateros de San Juan buscan en Mendoza respuestas a sus problemas

Una delegación de aquella provincia se entrevistó con el vicegobernador Abed para conocer las soluciones que se aplican aquí para ese sector. Sugirieron que se transforme en una política regional

Pareciera ser que la producción vitivinícola sanjuanina no pasa un buen momento. Un aspecto para entender y hacer una lectura de por qué en forma urgente productores de la provincia vecina solicitaron una audiencia con el vicegobernador Mario Abed, quien los recibió en su despacho en el edificio del Senado.

El nexo para concretar el encuentro fue José María Llaver, representativo productor vitícola del Este provincial, un hombre que sabe de contratiempos y momentos difíciles, en un sector que muchas veces no tiene respuestas desde el Estado y para quien la vitivinicultura es emblema de la producción agrícola regional.

Lo sorprendente es que la delegación sanjuanina, que aglutinó a todos los pequeños y medianos productores, vino a Mendoza decidida a buscar respuestas. Cargando sobre sus espaldas todos sus problemas, a sabiendas que de esta provincia podrían llevarse ejemplos de soluciones que podrían ser aplicados en San Juan. 

Incluso, tras el encuentro de dos horas de diálogo con Abed, propusieron que las políticas mendocinas bien podrían tomar carácter regional para que alcance a las provincias productoras de vino de la región.

Hay un solo asunto en el que mostraron tener una fuerte controversia con el gobierno de San Juan: la minería metalífera y las fuertes denuncias de contaminación que llegaron hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

Un asunto tabú del que hasta les cuesta hablar o responder cuando se les pregunta. A propósito, la respuesta que dieron a nuestro diario deja muy claro esto por el nudo de contradicciones que traslucieron que en la vecina provincia la producción minera no tuvo debate ni consenso social.

 

Difícil situación de la vitivinicultura sanjuanina

Tras el encuentro de los productores y el vicegobernador Abed, El Ciudadano entrevistó al ingeniero agrónomo Eduardo Sánchez, quien representa a la entidad sanjuanina que nuclea los viñateros. Al preguntarle sobre el motivo del viaje a Mendoza, respondió: “Llegamos a Mendoza con una situación muy compleja sobre nuestras espaldas. Con un hecho inadmisible, como que este año se pretendía pagar menos de los costos de producción”.

 

—¿Eso demuestra que el sector tiene graves problemas?

—Claro, son situaciones de quebranto, al igual que los productores mendocinos, aunque debo reconocer que en San Juan las cosas son más complicadas aún. En ese sentido, estamos decididos a comenzar a revertir esta delicada situación y por eso vinimos a Mendoza.

 

—¿Qué saben de las políticas vitivinícolas de aquí?

—Enterados que en Mendoza han comenzado a aplicar diferentes soluciones que necesitan los productores vitivinícolas, pedimos una audiencia con el vicegobernador Abed. Porque sabemos y entendemos que es la autoridad que ideó muchas de esas respuestas, que nosotros esperaríamos que en nuestra provincia se aplicaran.

 

—¿Encontraron lo que vinieron a buscar?

—Nos dio detalles de las políticas que han comenzado a aplicarse, conscientes, según el vicegobernador, de lo que le está sucediendo al sector. De allí, que valoramos todo lo que nos detalló y que ya se está aplicando para revertir aquí en Mendoza esta pésima situación en la que nos encontramos los productores vitivinícolas de Cuyo.

 

—¿Están por proponer que lo que se aplica en Mendoza se transforme en política regional?

—Sí, consideramos en San Juan que se debería buscar la forma de que  las políticas que implementa esta provincia con sus productores se extiendan a nivel regional. 

“Creo que sería oportuno y se hace necesario que las inquietudes y los proyectos que muestran los productores de la región se canalicen con las medidas que toma Mendoza, transformándolas en políticas de Estado”, consideró Sánchez.

 

Inflación y minería, nocivas para los productores de San Juan

A la pregunta de si en la provincia vecina pueden revertirse todo lo que los afecta, el productor afirmó: “Creo que se puede revertir, todo depende de que haya diálogos y consensos para futuro. Si es así, se puede revertir el mal momento, hay tener optimismo sobre el tema. Y eso, solo se hace sentándonos a dialogar y diagramar políticas de mediano y largo plazo”.

 

—¿La inflación es nociva, como para todo el arco económico?

–Por supuesto, es un asunto que no hay que dejar de lado a la hora de proyectar esas acciones. La inflación, que es un problema nacional, en nuestro caso es todo un inconveniente. Fíjese, que es un punto que nos carcome, en nuestro caso siempre las uvas se pagan en doce meses. Entonces, es de imaginar lo difícil que se hace todo esto con los altos porcentajes en los que debemos sobrevivir.

 

—La minería metalífera, ¿también es nociva para la producción vitivinícola? 

—Para nosotros es una pregunta polémica para responder.  La minería, teóricamente debe tener derrame (¿?) y esto a veces se ve y a veces no se ve. Creo que tenemos que trabajar en la posminería y siempre en cuidar el agro. Porque el agro siempre existe y siempre tenemos que producir alimentos. Pero le repito, es un tema polémico.