|21/10/21 01:33 PM

Un merendero pasó de asistir de 70 personas a más de 300

La organización ubicada en el barrio San Martín debió disminuir los días de atención por falta de insumos

Por Redacción

El merendero Yo sí te creo del barrio San Martín debió disminuir los días de atención por falta de insumos para alimentar a niños y adultos que se acercan. Este miércoles, Paola González, titular de la organización, explicó cómo ha crecido la cantidad de gente que acude al comedor, que actualmente atiende a unas 300 personas y no da abasto, por lo que pasó de abrir toda la semana a sólo dos días.

En diálogo con FM 91.7, la mujer aseguró que cada semana llegan más personas en busca de alimento, ropa y calzado; así todo, la altísima demanda ha llevado a la apertura de más merenderos en la zona debido a la dificultad que cientos de vecinos atraviesan para cubrir las necesidades básicas, aún con los ingresos que obtienen con dos trabajos informales.

La situación en este área de la Ciudad de Mendoza tiene su correlato directo con las alarmantes cifras de la inflación y la crisis económica provincial y nacional: actualmente, una familia mendocina necesita $63 mil para cubrir lo básico en una casa.

 

 

Según relató González, Yo sí te creo abrió el año pasado con el inicio de la pandemia: "Se atendía mañana y tarde, se le daba la merienda y a la tarde un refuerzo aparte de la merienda, en ese tiempo, de niños tendríamos 70. En este momento, tenemos 200 niños más los adultos y adultos mayores que son los que peor la están pasando", describió.

El principal problema que enfrenta la organización benéfica es una disminución de las donaciones. Según analizó su titular, esto se debe a que los donantes también ven disminuida su capacidad de ayudar debido a la crisis: "Los merenderos y comedores también estuvimos afectados, esta crisis nos toca a todos porque los que no estamos con partidos políticos ni eso vivimos del donante común y si a él le va mal, no puede traer suministros". 

 

Entrega de vestimenta en el merendero. Fuente: Facebook

"Ahora asistimos unas 300 personas y semanalmente va aumentando", continuó Paola. "No solo se les entrega alimento, sino también ropa y calzado que conseguimos. Hubo casos de niños que dormían en el piso y se consiguió camas, colchones, cocinas. Hemos tenido casos muy severos, pero en la zona se abrió más merenderos porque la demanda era muchísima y eso habla de esta realidad, que teniendo dos trabajos eventuales no llegás con lo esencial, poner un plato de comida a tus hijos"

En su relato, la cocinera y coordinadora del merendero indicó que algunas familias tenían un trabajo fijo y de pronto empezaron a acercarse por ayuda. Por otra parte, otros consiguieron trabajos eventuales y dejaron de asistir por un tiempo; no obstante, aseguró que siempre cuentan con esas familias.

"Acompañar a nuestra comunidad es muy difícil, más si al donante le va mal, porque gente que tienen negocios nos ayudan o un trabajo fijo, entonces trata de aparecer con leche, ropa, calzado y de pronto también les está yendo mal, también les aumenta todo y entonces se dificulta", reflexionó.

 

Qué donar y cómo hacerlo

El contacto con el merendero puede hacerse vía redes sociales, a través de Facebook buscando el perfil Merendero Yo sí te creo o bien por teléfono comunicándose al 2616714277. De esa manera se puede coordinar cualquier donación, o bien acercándose al barrio San Martín, manzana M, casa 14, calle El Nevado y Los Cerezos, donde se ubica la organización.

"Hoy con urgencia necesitamos alimentos no perecederos, leche, cacao, cosas para hacer la merienda, harina, arroz, manteca, esta merienda tiene que ser nutritiva. Hay nutricionistas que nos dan una mano y, con lo poco que tenemos, tratamos de hacer merienda nutritiva. Calzado, ropa, mochilas porque los chicos volvieron a la escuela", concluyó Paola.