|24/08/20 10:02 AM

Suspenden las picadas de Lavalle hasta nuevo aviso

El intendente Roberto Righi tomó la decisión en base a la preocupación de vecinos del departamento. Desde la organización aseguran que se trata de una movida política y que la jornada se llevó adelante con estrictos protocolos 

Vecinos de la zona Norte de Mendoza se pusieron en alerta ante la concurrencia al autódromo de Lavalle, departamento en el cual se tomaron estrictas medidas para evitar la propagación del COVID-19. 

Se viralizaron videos y fotos mostrando poca distancia social, lo que despertó enojo en muchos, pero los organizadores justificaron la apertura con habilitación del intendente Roberto Righi.

Sin embargo, la Justicia abrió una causa de oficio y este lunes el jefe comunal aclaró el panorama vía Twitter. "Los deportes individuales fueron autorizados a través de la Decisión Administrativa 1518/2020 que marca las pautas dentro de la nueva etapa de aislamiento en la que nos encontramos", escribió.

Y siguió el hilo: "Respetando esa normativa, y considerando las posibilidades económicas que la actividad puede generar en una instancia post pandemia, no se solicitó la restricción de la práctica deportiva a nivel local".

Haciendo especial hincapié en lo sucedido este último domingo, Righi aclaró que "hemos decidido suspender esta actividad hasta nuevo aviso".

"La preocupación de nuestros vecin@s es una importante señal del compromiso comunitario que tod@s tenemos en evitar la propagación del virus en el departamento. Este es el camino, el cuidado y la escucha mutua para poder tomar las decisiones que nos protejan a tod@s", finalizó el intendente.

 

"Fue una movida política"

En tanto, el responsable del predio donde se realizan las picadas, José Luis Lo Moro, explicó a El Ciudadano que "los entrenamientos se realizaron normalmente. Hubo gente mal intencionada que denunció cosas falsas. Aparentemente, un concejal de la oposición al Gobierno actual de Lavalle".

Precisó, además, que la denuncia inicial indicaba que se estaban comiendo asados. Personal del Ministerio de Seguridad realizó un operativo de control en el lugar y "comprobaron que estaba todo perfecto, que se estaba cumpliendo con todas las normas. Fue con mala intención, de gente que no piensa en los demás", indicó.

Aseguran que se hizo "todo bien".

 

"Lo único que se trató de hacer es darle un lugar a toda la gente que se dedica a esto, reactivar un poco la economía, con respecto a los talleres y todo lo que mueve este ambiente", agregó y aclaró en la misma línea: "Fue algo muy limitado y lo que menos se ha tratado es perjudicar a la comunidad".

"Se cumplió con todo y se hizo todo bien" durante la jornada que no fue suspendida, aunque Lo Moro reconoció que "hay presiones" para que se suspendan.

El organizador aseguró que "habían más uniformados que pilotos" y que solo se trató de "una movida política para tratar de ensuciar al intendente".

 

Solo dos pilotos en pista

Por último, remarcó que en pista solo entrenaron dos pilotos a la vez: "Los demás iban esperando su turno para ingresar".

En tanto, las tribunas estuvieron vacías, por lo que Lo Moro resalta que hubo difusión de fotos y videos viejos, que tergiversó lo ocurrido el pasado domingo en el autódromo. 

Picadas de Lavalle en tiempos de pandemia: domingo 23 de agosto.