|02/12/21 05:29 PM

Sol, embarazo y manchas: cuidados a tener en cuenta

La ginecóloga-obstetra y especialista en genética, Lourdes Crespo, indicó que la protección es lo más importante en este proceso 

Por Redacción

Con la llegada del verano, el cuidado de la piel es primordial y las mujeres embarazadas deben tener en cuenta otro tipo de recomendaciones para obtener nutrientes y a la vez protegerse del sol.

En el programa El Interactivo -que se emite por Facebook y YouTube de El Ciudadano- lunes a viernes 13, la ginecóloga-obstetra y especialista en genética, Lourdes Crespo, indicó:

 

“Lo más importante es aclarar que las embarazadas pueden tomar sol siempre que se tomen los controles adecuados de la manera correcta. Uno de los nutrientes más importantes que necesitamos en el embarazo es la vitamina D, que la produce el cuerpo cuando nos exponemos al sol. Solo con 10 minutos de exposición al sol el cuerpo es capaz de fabricarla para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, formación de los huesos, procesos corporales normales”

 

Con relación a la exposición, explicó que “el sol es bueno cuando se toman los cuidados necesarios”.

 

Recomendaciones 

La entrevistada sugirió no exponerse en la franja horaria comprendida entre las 11 y las 16 y “ponerse protección solar cada dos horas”, además de “usar protector solar no menor a 50”.

La colocación de la protección debería ser “antes de tomar sol, al salir a la calle” y agregó que luego de la pileta hay que “volver a reforzar la aplicación”.

Asimismo, aclaró que no hay que “estar quietos, o echarse bajo el sol, porque eso puede llevar a que se forme una “quemadura” 

En ese sentido, resaltó que es “importante hidratarse permanentemente, porque el sol genera deshidratación de la piel”.

 

 

Las manchas en el embarazo 

Sobre esta problemática que involucra a la mayor parte de las mujeres durante la etapa de gestación, Crespo sostuvo que “es normal que en el embarazo las chicas se manchen espontáneamente, tengan una hiperpigmentación en el cuerpo”, por los procesos hormonales que se viven en ese período.

En este sentido, insistió que si uno no se expone adecuadamente, "puede hacer que esas manchas aumentan en cantidad y después no se puedan tratar”.

Finalmente, Crespo dijo que “para fabricar vitamina D podemos estar solamente 10 minutos por día”. Esto se puede lograr exponiéndose en horarios de la mañana temprano o luego de las 16.

”Es importante que sepan que se puede, les hace bien si las relaja y lo pueden hacer tranquilamente”, concluyó.